Ciudad de la Justicia de Córdoba. Imagen archivo-

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Córdoba ha condenado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a pagar 22.506 euros de indemnización a un paciente de Córdoba de 54 años de edad por las secuelas causadas en una infiltración de rodilla con infección.

En el momento de los hechos, el SAS valoró la reclamación que había presentado el abogado Damián Vázquez Jiménez, perteneciente a los servicios jurídicos de la Asociación ‘El Defensor del Paciente’, cuya indemnización estaba en 3.000 euros para el paciente, quien consideró que esta cantidad era insuficiente y no procedía a la efectiva reparación del daño causado. Al respecto, presentó, a través de dicho abogado, una demanda judicial contra la Administración Sanitaria Andaluza.

En este sentido, el resultado ha sido una sentencia dictada por el juzgado cordobés donde se ha elevado la cantidad mencionada, más de 22.000, en concepto de indemnización de intereses.

Sobre lo ocurrido, el paciente acudió a su médico de cabecera porque presentaba dolores en su rodilla izquierda, remitiéndole éste a consulta de Traumatología. El pasado 14 de junio de 2016 fue atendido en consulta de Traumatología del Hospital Comarcal Valle de los Pedroches, en Pozoblanco (Córdoba).

En la misma consulta se le indicó al paciente que se sentase en la camilla de la sala «y sin previo aviso, ni explicación, ni consentimiento verbal o escrito, le realizaron una infiltración en la rodilla». A esto se suma que se llevó a cabo sin las correctas medidas de asepsia, al no cambiar las sábanas, ni colocarse el médico guantes ni esterilizar la zona. Esto supuso una artritis séptica con los daños y secuelas.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.