Prisión de Córdoba. Imagen archivo - Europa Press

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) ha lamentado este miércoles el cometido de unos hechos graves ocurridos en el Centro Penitenciario de Alcolea (Córdoba) cuando dos trabajadores han sido heridos por un interno que iban a cambiar de celda.

 

Tal y como indica el colectivo en una nota este martes, sobre las 17,00 horas, en el módulo 9, el interno bajó de su celda con sus pertenencias y comenzó a gritar alteradamente a los funcionarios de servicio exigiendo que se le cambiara de celda. Se intentó dialogar con él y, sin éxito, tiró de manera violenta las pertenencias al suelo y aprovechó «para golpear con patadas y puñetazos a los dos funcionarios presentes, que usaron la fuerza física para intentar reducirlo y llevarlo al departamento de aislamiento», explica APFP, en ese traslado continuó golpeando, amenazando de muerte e insultando.

Posteriormente, los empleados fueron atendidos por los servicios médicos por contusiones y erosiones en distintas partes del cuerpo.

Ante esta situación, el colectivo señala que las agresiones ocurren cada día como «consecuencia de la bondad de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que creen que los internos son buenos por estar en la cárcel y los trabajadores penitenciarios, los malos por aprobar una oposición del Estado»

De esta manera, APFP reclama al Ministerio del Interior un estatuto propio para los funcionarios de prisiones como marco normativo; probación de pistolas láser y un incremento de las plantillas para ajustarlas a las necesidades reales de los centros penitenciarios para responder a las agresiones de los trabajadores y, además, una actualización retributiva con la equiparación salarial con los compañeros de Cataluña.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.