Visita de hermanos a pacientes ingresados en la UCIP. Imagen archivo - Europa Press

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba protocoliza la visita de hermanos en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP). Esta iniciativa se basa en un modelo de atención centrado en la familia para ofrecer asistencia a los pacientes pediátricos en la UCIP que, aparte de tener necesidades clínicas, también tienen necesidades psicosociales de su entorno familiar. Por ello, se establece este encuentro entre pacientes y sus hermanos.

Las enfermeras que se encargan de este proyecto, María Teresa Luque y Ana María Durán, ha informado que la enfermedad crítica aguda afecta a todos los miembros de la familia, incluidos los hermanos sanos. Por ello, se ha diseñado una metodología que «establece la mejor forma, el momento y a través de qué dinámica es más adecuado hacerlo, garantizando así que tanto familiares como pacientes puedan disfrutar del encuentro».

El protocolo que se tiene en cuenta es, que los progenitores sean los encargados de preparar la visita entre sus hijos con el apoyo del equipo asistencial; que los padres sean los encargados de decidir la edad;  y que haya una persona responsable del equipo asistencial de la UCIP que medie (recibir, acompañar y apoyar al hermano o hermana durante la visita), entre otros.

Por otro lado, también se establecen tres líneas de actuación para favorecer la integración de las visitas en la rutina de la persona ingresada y visitante. La primera es una simulación del escenario que la persona sana va a visitar, donde se explicará dicho escenario,  adaptando el mensaje al nivel madurativo, a través de dibujos, dispositivos y aparataje del entorno que va a encontrar cuando entre en la UCIP.

La segunda línea de actuación está enfocada en un intercambio de regalos entre los dos familiares, siempre que el estado de salud del niño/a hospitalizado lo permita, para favorecer la cooperación y la unión.

Por último, la tercera de las líneas de trabajo consiste en practicar actividades en común dentro de la unidad a través de objetos que están disponibles en el ‘Baúl de los juegos’.

Esta nueva metodología de trabajo, además de permitir unificar criterios y actuaciones en la práctica clínica, también evita un impacto emocional negativo vinculado a la separación del paciente con su familia. Asimismo, ayuda a los niños ingresados a una rápida mejoría y fomenta la participación de los familiares en el proceso de salud.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.