Primera carrera popular contra el odio en Andalucía. Imagen archivo - Europa Press

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Este domingo ha tenido lugar la primera carrera popular contra el odio en Andalucía, que se ha celebrado con más de 800 participantes. Por su parte, la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta, Rocío Ruiz, ha destacado «el enorme respaldo ciudadano». 

Asimismo, Ruiz ha señalado que este evento ha servido para «demostrar la unidad de la sociedad andaluza» frente a los discursos y delitos de odio (racismo, la aporofobia, la lgtbifogbia, entre otros). En este sentido, apunta que debemos abordarlos, «señalando a los agresores y diciéndole a las víctimas que no están solas y que su Gobierno les apoya y acompaña».

Por otro lado, la consejera ha mostrado su preocupación por el aumento de agresiones, físicas o verbales a colectivos vulnerables: desde personas con discapacidad a miembros del colectivo Lgtbi, personas mayores o sin recursos.

El Ministerio de Interior muestra los datos donde señalan que en el primer semestre de 2021 se incrementaron un 9,3% respecto al año 2019. Por este motivo decidieron poner en marcha esta iniciativa, para sensibilizar y concienciar ante una realidad que ha de terminar.

Los organizadores se muestran orgullosos porque el objetivo de la carrera se ha cumplido, pues se ha disfrutado de una fiesta reivindicativa del respeto y la convivencia y demostrado que son muchas personas a lado de las víctimas y rechazando este tipo de agresiones y discursos de odio.

«Somos muchos más y nos tenemos que unir y dejar solos a quienes discriminan a un niño que llegue solo a Andalucía dependiendo del país que venga, a quienes no entienden que las personas son libres de ser quienes quieran ser y amar a quienes quieran amar, o quienes humillan, vejan, agreden al diferente, al que va en silla de ruedas o al que no encaja en el grupo», insiste Ruiz.

Por su parte, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha felicitado a la Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Córdoba por esta iniciativa, ya que es una seña de paz, inclusión, tolerancia, diversidad y equidad, señalando al deporte como «el poder de derribar barreras, unir a las personas y mejorar su calidad de vida».

Para la organización de la carrera han colaborado el Ayuntamiento de Córdoba y patrocinadores como ONCE, Heineken, Coca Cola o El Corte Inglés. 

Para este tipo de delitos es fundamental que las administraciones ejecuten aciones para acabar con esta elevada infradenuncia, pues solo entre el 10 y el 15% de las víctimas se atreven a dar el paso, mientras el resto prefiere el silencio y dejarlo pasar, ya sea por miedo a más agresiones, por vergüenza o por temor a no ser creídos.