Imagen del transporte de parte de una cosecha de aceitunas.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Como consecuencia de la huelga de transportistas de mercancías, Ignacio Fernández de Mesa, presidente de Asaja Córdoba, advierte de la repercusión en el proceso de recolección, transformación y comercialización de la aceituna y del aceite de oliva en la provincia.

En este sentido, ha informado que el sector agrario sufre las consecuencias de la huelga del transporte, y en especial, la fase final en la recolección de aceitunas y cítricos. Todo ello, afecta también al proceso de transformación de la aceituna para su comercialización, porque falta los medios materiales e instrumentos necesarios para dicha transformación y venta.

Como fruto de esta situación devastadora, varias almazaras y puntos de recogida de aceituna de Córdoba han cerrado o no están produciendo. De hecho, dos plantas dedicadas a la transformación, envasado y comercialización de aceituna de mesa han reducido su actividad por falta de productos. Si esto continua, en poco tiempo deberán parar paralizar su producción.

Esta huelga de transporte también hace que la aceituna del capo corra peligro, ya que al no ser recolectadas y transportadas se estropean. A esto se le suma que la pérdida de clientes y beneficios.

Por su parte, Fernández de Mesa, resalta la necesidad de solucionar este problema de los costes de gasóleo que están sufriendo los transportistas y el sector agrario, porque debido a esta falta de reconocimiento de la legitimidad de la plataforma para la negociación,  está teniendo como efecto la paralización de la industria agroalimentaria.

Reclama un paso adelante por parte del Gobierno, que atienda a todas las demandas posibles y que procedan a controlar los gastos inasumibles en muchas ocasiones. Añade que es «fundamental el ahorro en el gasto», para luego «invertirlo en el sector agrario».