Córdoba.- Asaja afirma que las medidas contra la sequía "llegan tarde y son insuficientes". El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha afirmado de que las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros para hacer frente a la situación de sequía "son bienvenidas, pero claramente insuficientes y, además, llegan tarde". Imagen archivo - Europa Press

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Ignacio Fernández de Mesa, presidente de Asaja Córdoba, ha comunicado que las medidas que se han tomado en el Consejo de Ministros para hacer frente a la situación de sequía no son suficientes y llegan tarde. En este sentido, sostiene que el Gobierno central ha perdido una oportunidad para solucionar este problema y la falta de rentabilidad de nuestras explotaciones.

Por otro lado, el presidente ha detallado que, en las medidas fiscales aprobadas, falta la reducción del 35% y del 15% en las facturas de gasóleo y fertilizantes en el IRPF, además de la doble potencia y tarifa para el regadío, anunciadas en la Ley de la Cadena Alimentaria en diciembre.

Asimismo, ve muy complicada ejecutar la medida sobre el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza rústica para determinados productores agrarios que reúnan ciertos requisitos. Pues sostiene que deberá agilizarse de forma sencilla.

En cuanto a la media sobre los créditos para financiación, Asaja cree que no está mal, siempre y cuando tengan periodos de carencia acordes con los solicitantes.

Respecto a las medidas en materia laboral y de Seguridad Social, Fernández de Mesa  ha indicado que lo que necesitamos son medidas que supongan un ahorro desde el punto de vista fiscal.

Ante esta situación, plantea varias propuestas como reducir el incremento de costes, bajar en vez de subir todo tipo de impuestos y cotizaciones sociales;  y dejar de subir las inspecciones fiscales y laborales sin sentido. Por lo que pide ayudas directas a los ganaderos con pólizas de pastos ganaderos, ya que no han sido indemnizados en esta campaña.

Asimismo, pide cambiar la reforma de la PAC pues supondrá una pérdida de producciones,  de dinero, debilitamiento de las estructuras productivas de los pueblos y de la conservación del medio ambiente, lo que favorecerá el despoblamiento del mundo rural.