24-02-2022 Participantes en la Copa Covap.. La Copa Covap, iniciativa deportiva y educativa infantil organizada por Covap, Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches, reivindica junto con el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, centro colaborador en la novena edición de este proyecto, "la importancia que tiene el ejercicio en la infancia para prevenir la obesidad y los problemas cardiovasculares, que se han incrementado en plena pandemia, afectando especialmente a los niños". Imagen archivo - Europa Press

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La iniciativa deportiva y educativa infantil, Copa Covap , organizada por la Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches, advierte de la importancia del ejercicio físico en la población infantil para prevenir la obesidad y los problemas cardiovasculares, una cuestión que ha aumentado en la pandemia, afectando especialmente a los niños. La organización hace este llamamiento junto al  Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, colaborador de la novena edición de este proyecto.

Por su parte, Elena Gómez, coordinadora de la Unidad de Cardiología del hospital cordobés, sostiene que abandonar el ejercicio físico durante la época del confinamiento o, incluso por el temor a los contagios, es uno de los principales alicientes del aumento de los problemas cardiovasculares. En este sentido, ha advertido de los efectos negativos que esto provoca en una población tan joven como los niños, «ya de por sí sedentaria antes de la pandemia», para un sistema poco desarrollado y preparado que necesita energía suficiente.

A esto se le suma las horas delante de las pantallas, otras de las causas que contribuye a agravar las consecuencias del sedentarismo.

La novena Copa Covap ha querido transmitir la prevención de los problemas cardiovasculares y la obesidad en la infancia relacionados con el confinamiento y las restricciones por la Covid-19. Esta edición ha despertado el interés de esta iniciativa deportiva y educativa que tiene el objetivo de «fomentar hábitos de vida saludables».

Aparte del ejercicio físico, destacando especialmente el ejercicio aeróbico que mejora los índices de obesidad, el desarrollo psicológico y las relaciones sociales entre los niños, también se ha contemplado el tema de la alimentación, pues debe ser variada e incluir: lácteos, proteínas, cereales, hidratos de carbono, legumbres, frutas y verduras. Además de evitar alimentos procesados con alto contenido en azúcares y grasas