Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Un estudio realizado por un equipo de investigación de la Universidad de Córdoba (UCO) y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (Imibic) indica un descenso en la tasa de éxito en los partos vaginales en mujeres a las que se les ha practicado una cesárea anteriormente  durante los primeros meses de pandemia. El objetivo de la investigación ha sido determinar los factores que relacionan el parto vaginal de éxito tras una primera intervención obstétrica por cesárea.

Según los datos de investigación, entre marzo de 2019 y febrero de 2020 el éxito de los partos naturales en mujeres con una cesárea anterior fue significativamente mayor que en el periodo entre marzo y diciembre de 2020, referentes a las dos primeras olas de covid-19.

Pedro Hidalgo y Pablo Jesús López, investigadores del trabajo ‘Cuidados enfermeros integrales. Perspectiva multidisciplinar’, señalan que el motivo de este descenso se debe a varios complejos motivos. El coronavirus llegó a España arrasando con los contagios, por aquel entonces mucho más desconocido que ahora, lo que afectó a la gestión hospitalaria. Tal y como demuestran varios estudios científicos, la cifra general de cesáreas aumentó durante este periodo en comparación con números de años anteriores.

Los datos aportados por la investigación señalan que la tasa media de éxito de partos vaginales tras una primera cesárea es positiva, alrededor del 67%, similar al resto de países de nuestro entorno. Cabe destacar, que los datos recogidos se han centrado solo en una provincia andaluza. El investigador Pablo Jesús López subraya que, los últimos datos han mostrado una diferencia que se ha ido suavizando conforme ha ido evolucionando la pandemia, prueba de que los hospitales se han ido adaptando a las circunstancias.

Por otro lado, los investigadores resaltan que el equipo de investigación ha comenzado este estudio con el objetivo de ayudar al personal sanitario en la toma de decisiones frente a este tipo de situaciones, aunque finalmente es la madre quien decide tener un primer parto por cesárea y posteriormente natural.

Asimismo, el grupo de investigación seguirá analizando todos los elementos que intervienen en todo este proceso, como por ejemplo: la edad de gestación, el uso de oxitocina, el empleo de anestesia epidural o el hecho de que la paciente, previamente, ya haya dado a luz por vía vaginal.