Imagen de archivo de la Feria de Córdoba.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Marián Aguilar, delegada de Promoción del Ayuntamiento de Córdoba ha comunicado que se han aprobado las bases de instalación y uso de casetas para la Feria de Nuestra Señora de la Salud que tendrá lugar a finales del mes de mayo, dos años después.

El comunicado ha tenido lugar en una rueda de prensa junto a Antonio Álvarez, teniente de alcalde delegado de Gestión, Mercados y Comercio, Sostenibilidad y Medio Ambiente e Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba, donde se ha reflejado la ilusión de ejecutar un escenario lo más normalizado posible y muy similar a las ferias anteriores, manteniendo en este caso las medidas corrrespondientes de salud.

En este sentido, sostiene que hay un escenario sanitario, asequible y controlado con la prudencia de que no haya circunstancia alguna que inoportune el desarrollo tal cual está organizado, manteniendo la ilusión para que todos los ciudadanos de la provincia puedan disfrutar de la feria.

Respecto a la situación sanitaria, la edil ha comunicado que se ha establecido las bases recogidas en una cláusula COVID, donde se contempla la adaptación de medidas regidas por la normativa sanitaria en vigor decretadas por las autoridades competentes, en lo que respecta al sector de la hotelería y el ocio nocturno dentro del desarrollo de la feria. Dentro de dicha normativa, los aforos estarán ajustados.

Por otro lado, también se contempla una parte de superficie en un patio abierto para garantizar la ventilación adecuada y renovación del aire en el interior de las casetas, mediante un sistema natural de ventilación cruzada. Además, las casetas deberán disponer de gel hidroalcohólico en la entrada, los baños y las barras.

Por último, Aguilar ha comunicado que en la próxima feria los cordobeses podrán disfrutar de la calle del Potro (anteriormente insegura), pues se va a convertir en un gran paseo con zonas de descanso y será un atractivo más para la feria.