Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Cristina Casanueva, delegada territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta en Córdoba, ha presentado un nuevo sistema perteneciente a la empresa B+SAFE: un tótem con desfibrilador instalado en Medina Azahara.

La delegada ha señalado que este proyecto supone un paso importante para dotar a Medina Azahara con equipamientos culturales que salva vidas, pues es un monumento de gran relevancia en la provincia que recibe miles de visitas. Por su parte, la empresa B+SAFE ha ofrecido una formación especial a los trabajadores de la ciudad califal para poder utilizar el desfibrilador.

Asimismo, Francisco Muñoz, presidente de B+SAFE, ha resaltado que el objetivo principal del proyecto Ciudad Cardioprotegida de Almas Industries es garantizar la máxima seguridad del ciudadano ante una situación de emergencia cardiaca fuera de ámbito hospitalario, además de buscar entidades, como a Fundación Andaluza del Corazón, que patrocinen la instalación de estos sistemas en lugares públicos o de gran afluencia.

El presidente ha explicado que en Andalucía se producen alrededor de 6.000 muertes inesperadas al año y que las posibilidades de sobrevivir a una parada cardíaca (fuera del hospital) oscila entre un 5% y 10%. Por este motivo, subraya que es necesario promover y fomentar la implantación de desfibriladores. 

Actualmente, la Fundación Andaluza del Corazón ha instalado: tres desfibriladores en Málaga, dos en Almería, dos en Granada, dos en Córdoba y, próximamente dos más en Jaén y otros tantos en Sevilla.

Por otro lado, expertos valoran el trabajo del Hospital Reina Sofía como referente a la hora de tratar la cardiopatía isquémica, pues es un infarto que necesita una atención médica urgente en el menor tiempo posible para que la respuesta cardiaca disminuya las secuelas posteriores. En este sentido, el desfibrilador supone ganar tiempo, con una atención adecuada, para que la cadena de asistencia no se interrumpa y el paciente sea cuidado hasta que se avisa a los servicios de emergencias y llegue al hospital, para evitar muertes y secuelas.

Cabe destacar que el uso de este aparato requiere un protocolo de actuación que garantice la seguridad del paciente. Además, el tótem que incluye el desfibrilador se encuentra geolocalizado en todo momento, de esta forma la ambulancia llegará en el menor tiempo posible que indicarán las siguientes actuaciones.