Imagen de archivo de un autobús de Aucorsa. - Córdoba Digital

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Tras la iniciativa el pasado 1 de enero de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía de la Tarjeta Joven de Transporte, un total de 1.551 jóvenes ya la han solicitado. 

Antonio Repullo, delegado del Gobierno andaluz en Córdoba, sostiene que este proyecto fomentará el uso del transporte público y ayudará a conseguir una movilidad más sostenible, pues reducirá la contaminación.

La tarjeta ofrece un mínimo del 50% sobre el billete sencillo del Consorcio de Transporte, pudiendo llegar hasta el 100% en caso de jóvenes de familia numerosa de categoría especial.  Por otro lado, el bono de transporte se puede usar en autobuses metropolitanos y urbanos, los metros de Sevilla, Málaga y Granada, el catamarán de la Bahía de Cádiz y los tranvías conforme se vayan poniendo en marcha.

Más de 200.000 jóvenes cordobeses menores de 30 años podrán beneficiarse de la Tarjeta Joven de Transporte, un colectivo que suele coger habitualmente el transporte público, pues los descuentos de los que pueden hacer uso son los siguientes: un 30%  por Tarjeta de Transporte; un 20% categoría joven, y otro 20%; Familia Numerosa General; y, un 50% Familia Numerosa Especial. Cabe destacar, que el recargo mínimo de la tarjeta en de cinco euros y para activarla se cobrará 1,5 euros en gastos de gestión.

En Córdoba, la tarjeta se puede solicitar online o presencial en los consorcios de transporte, se trata de una tarjeta de uso personal con una fotografía e identificación.

Además, en el primer mes del año, en el Consorcio de Córdoba se han solicitado 1.551 tarjetas vía online, de las cuales el 95% han escogido la opción de entrega a domicilio en vez de recogerla en la propia estación de autobuses. Un servicio que proporciona comodidad e impulsa la motivación de solicitar dicha tarjeta. En el ámbito metropolitano de Córdoba corresponden al diez por ciento de las solicitudes recibidas.