08-02-2022 La presidenta del Imdeec y la directora de la Fundación EMET Arco Iris. Imagen archivo - Europa Press

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La Fundación EMET Arco Iris iniciará un programa de orientación laboral destinada a 12 hombres en proceso de rehabilitación de su adición que, tras acabar el programa de deshabituación, comienzan el proceso de incorporación social en la Vivienda de Apoyo a la Reinserción en Córdoba.

Esta iniciativa, con un año de duración y una subvención de 20.000 euros por parte del Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo (Imdeec),  quiere ayudar a aumentar las habilidades laborales y motivación en el proceso de reinserción de estas personas, enfocada hacia una vida independiente e inclusión social plena del colectivo. 

En este sentido, el programa va destinado a hombres que están en proceso de incorporación a una vida normalizada tras haber seguido un tratamiento para superar la adicción, siendo el empleo un aliciente para que estas personas pueda mejorar su autonomía, autoestima y sentirse productivos en la sociedad.

Por otro lado, el proyecto se divide en dos partes. El primero consiste en un taller de habilidades sociales para potenciar el entrenamiento en la solución de problemas, toma de decisiones y la comunicación asertiva. El segundo, un taller de orientación laboral para realizar el curriculum vitae, preparar entrevistas de trabajo y estudiar o analizar opciones de autoempleo.

Blanca Torrent, delegada de Reactivación Económica y presidenta del Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo, sostiene que estos talleres ayudan a mejorar las habilidades en cuanto a la búsqueda de empleo, además de que estas personas puedan llevar una vida autónoma, más ahora, en el actual contexto de crisis que está poniendo inconvenientes a quienes tienen una situación de exclusión.

Asimismo, Imdeec ha triplicado el presupuesto de su última convocatoria de subvenciones, superando los 1,4 millones de euros. Mediante estas ayudas, se promueve el empleo de las personas más vulnerables y se fomenta una ciudad más inclusiva que impulsa la reactivación económica desde la igualdad de oportunidades y para todas las personas.