Guardia Civil

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha conseguido que se anule la sanción disciplinaria por falta grave de un guardia civil de Castro del Río, que se le impuso bajo el concepto de «prolongación injustificada de la baja para el servicio’ . Además, también han conseguido, mediante los tribunales, frenar el excesivo rigor disciplinario que tienen los guardias civiles en la provincia.

Dicha sanción, interpuesta por el general jefe de la Guardia Civil en la Zona de Andalucía,  ha sido anulada debido a que el guardia civil interpuso el recurso contencioso-disciplinario. 

En este sentido, el Tribunal Militar ha informado que el criterio del jefe del Servicio de Sanidad de la Comandancia de Córdoba no es del todo concluyente en cuanto a si las actividades llegaron a ocasionar un retraso real y efectivo en la recuperación de su salud por el paciente, por lo que determinar una extensión prolongada del periodo de recuperación no es viable actualmente. 

Por su parte, Miguel Carbajo, abogado de la asociación, está de acuerdo con el tribunal en cuanto a que se ha vulnerado el derecho del guardia civil a la presunción de inocencia y el principio de legalidad al no existir pruebas que lo muestren, valorando muy positivamente la sentencia dictada. Por lo otro lado, agrega que estos procedimientos disciplinarios no deberían de tener lugar, pues no corresponden con la profesionalidad y conducta de los guardias civiles en Córdoba. 

Además, la Asociación Unificada de Guardias Civiles sostiene que el acusado debería recibir el dinero que se le quitó en sus retribuciones, más los intereses legales y eliminar los aspectos negativos que aparecen en su hoja de servicios, una tarea de la que debería hacerse cargo la Dirección General de la Guardia Civil.

Por último AUGC recalca que por casos como este, la asociación lleva años luchando y denunciando el excesivo rigor disciplinario que padecen los guardias civiles en la provincia de Córdoba, de forma injustificada e innecesaria, mientras que los cargos más altos apenas sufren este tipo de situaciones.