Miralbaida
Avenida de Miralbaida. Córdoba.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Tras la inauguración del nuevo instituto de Educación Secundaria, Casiana Muñoz en el barrio de Miralbaida (Córdoba), por parte de Javier Imbroda,  consejero de Educación y Deporte, UGT ha lamentado este miércoles la falta de personal.

Cabe destacar, que este centro lleva demandándose desde hace al menos 30 años y por fin ha salido adelante. El nuevo instituto alberga una capacidad para 530 alumnos y tres líneas de la ESO, aunque todavía no se sabe el número de alumnos para la modalidad de Bachillerato y Ciclos Formativos porque actualmente solo cuenta con el 7% de alumnos según su capacidad.

Por su parte, UGT crítica la actitud del consejero ante los medios, pues sostiene que únicamente lo ha inaugurado para «posar en la foto», ya que es insuficiente el número de alumnos. Añade que, debería poner más interés en la calidad de la educación y contratar más trabajadores porque después de tres años de construcción la Junta de Andalucía no ha sido capaz de prever la dotación del personal laboral que va a necesitar el centro.

En este sentido, el sindicato pone especial interés en los ordenanzas, pues es un trabajo «silencioso y fundamental» sostienen, ya que están para recibir e indicar a las personas donde se debe dirigir, abren puertas, se hacen cargo de la paquetería y el correo y son muy necesarios para la secretaria del centro.

Asimismo, UGT denuncia que la Junta no cuente con este personal a la hora de organizar el centro. En el mismo contexto, afirman que está ocurriendo lo mismo con el sector de la limpieza, pues todos los centros nuevos contratan a un servicio de limpieza externo, dejando atrás la idea de crear empleo público y crear riqueza para la ciudad.

Además de criticar las condiciones del nuevo centro de Miralbaida, el sindicato también ha mencionado que ocurre lo mismo en otros centros de la provincia, como es caso del Conservatorio de Música de Baena y de Montoro o el IES Zoco, donde solo cuentan con una plaza para el personal de ordenanza cuando debería haber cuatro.

Por lo tanto, desde UGT rechaza la política de la Consejería de Educación y Deporte hacia el empleo público  y hacia el personal laboral, por no contar con ellos en la organización de los centros educativos.