Guardia civil
Imagen de archivo de guardia civil - Archivo - Europa Press

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El 3 de febrero se prevé que tenga lugar en el Juzgado de lo Penal número 4 de Córdoba,  el juicio de 15 acusados por delitos de desórdenes públicos, hiriendo a diez agentes de la Policía mediante armas y otras herramientas. Entre estas acciones, se ha cometido tres delitos de lesiones, siete faltas de lesiones, un delito de daños en bienes públicos y otro de hurto.  Todo ello, en una protesta en defensa de un camino público en una finca de Posadas.

Por su parte, el fiscal pide multas de 4.500 euros, penas de prisión de dos años y siete meses para cada uno de ellos, además de cinco meses de cárcel para el acusado del delito de hurto. Por otro lado, también precisa la responsabilidad criminal de dilaciones indebidas.

Estos hechos ocurrieron el 14 de septiembre de 2007 a las 20:30 h, cuando los vecinos del municipio llevaron a cabo las protestas para defender el carácter público del camino «Los Torilejos».  A pesar de que la Benemérita tomó medidas para prevenir posibles incidentes, los acusados ejecutaron el plan con la intención de alterar el lugar. Supuestamente, comenzaron a increpar al cordón de seguridad, con la idea de que la fuerza estaba comprada por el propietario de la finca y que ellos pasarían de todos modos. Sin embargo, según afirma el fiscal, cuando los individuos forzaron dicho cordón y vieron que no tuvieron éxito, empezaron a atacar a los agentes con violencia y pasando al interior del camino por la fuerza.

Entretanto, los acusados comenzaron a lanzar piedras y ladrillos de grandes dimensiones, que además de recogerlas del suelo, las llevaban consigo, a los agentes con la intención de menoscabar la integración física y corporal de los mismos. También, uno de los acusados golpeó a un agente y le quitó el radioteléfono policial oficial, tasado en 510 euros.