Responsables sindicales de CCOO junto al presidente del comité de empresa de Bronpi. Imagen archivo - Europa Press

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Con motivo de que el acto de conciliación celebrado en el Sercla se haya cerrado sin ningún tipo de acuerdo ni solución, el Sindicato de Industria de CCOO Córdoba ha anunciado este martes la convocatoria de una concentración el próximo viernes 21 de enero a las puertas de la empresa de equipo de calefacción Bronpi. Esta manifestación se organiza en materia de salud y seguridad en el trabajo, convenio colectivo y actividad sindical.

El secretario general del Sindicato de Industria de CCOO, Agustín Jiménez, critica la falta de voluntad por parte de la empresa para dar una solución y llegar a un acuerdo ante la falta de aspiración y ventilación de las partículas en suspensión y gases emitidos por las soldaduras, que son muy nocivos para la salud.

Por otro lado, evidencia la actitud de la empresa que se niega a negociar y toma un política de hostigamiento y persecución al comité de empresa por el ejercicio de sus funciones, en vez de ocuparse de las mejorar necesarias y cumplir con la normativa. En concreto, la Ley de Prevención de Riesgo Laborales, sostiene el secretario.

Asimismo, el 21 de enero también tendrá lugar una asamblea informativa para delegados del sector industrial de la comarca donde se informará de los motivos que han llevado al sindicato a denunciar. Se explicará «la situación de obstrucción a la labor sindical que se viene produciendo en Bronpi desde hace meses, que ha tenido su último ejemplo en la sanción impuesta al presidente del comité de empresa que, lógicamente, ha sido recurrida, porque no son ciertos los motivos que se alegan en la misma y que la empresa tendrá que demostrar».

El Sindicato Industrial hace referencia al comunicado, por parte de la empresa, donde afirma que nunca ha incurrido en una actuación que pudiera considerarse «persecución sindical» , de tal forma que se ha mantenido respetuosa y favorecedora de los derechos sindicales de sus empleados.

Bronpi ha aclarado que la sanción impuesta al presidente del comité de empresa, afiliado al sindicato CCOO, ha sido por la comisión de una falta muy grave «habiéndose optado por suspensión de empleo y sueldo de 30 días cuando, por la gravedad y trascendencia de la falta, pudiera haber merecido incluso el despido disciplinario».

La empresa Bronpi defiende que cumple con todas las normas laborales y, en particular, con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, sociales y medioambientales. Sostienen que los trabajadores cumplen con su actividad en óptimas condiciones de salubridad y seguridad.