¿Qué hacer si me explota una rueda en mitad de la carretera?

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Nunca nos gustaría enfrentarnos a esta situación, pero podría suceder. Todos conocemos a alguien al que se le ha explotado una rueda en mitad de la carretera. Pensamos que nunca nos pasará a nosotros. Sin embargo, nadie está libre de que ocurra alguna vez en su vida. Por ello debemos estar preparados ante cualquier incidencia de este tipo.

Es importante que, por tu seguridad y la de todos, hagas revisiones mensuales de la presión de los neumáticos, en frío y con la ayuda de un manómetro. Solamente de esta manera prevendremos posibles deterioros en la rueda que deriven en posibles pinchazos y, lo que es peor, en reventones de la rueda. A su vez también puede ser de gran ayuda comprobar que la goma no está dañada ni que sufra grietas.

Un reventón del neumático puede producirse por múltiples causas:

  • Por una velocidad excesiva. Esta eleva la temperatura de la rueda y en caso de que cuente con una fisura previa acelerará su desgaste. Puede suceder lo mismo en caso de que el vehículo esté demasiado cargado.
  • Por la naturaleza de asfalto. En pavimentos concebidos para acrecentar la adherencia, el rozamiento es mayor y, por tanto, la temperatura aumenta. Cuando se sobrepasa la velocidad los efectos serán los mismos que los descritos en el anterior apartado.
  • Por un pinchazo. Puede suceder algo más cotidiano y es que la rueda, ya de por sí dañada, pase por encima de un clavo y finalmente pinche, propiciando así la perdida de aire y sujeción.

Cómo actuar ante un reventón

En primer lugar, es fundamental que prestes atención a la carretera y que realices una correcta sujeción del volante, con las dos manos. De esta manera contarás con un mayor control de la situación no solamente ante los pinchazos, sino también a cualquier incidencia de carretera. Dicho esto, presta atención a los consejos que te proponemos:

  • En todo momento debes de mantener la calma y no reaccionar con movimientos bruscos con el volante.
  • Intenta conservar la trayectoria lo más recta posible. Debes mantener momentáneamente el pie sobre el acelerador, y acto seguido comenzar a levantarlo poco a poco, de forma suave y progresiva. Recuerda que si lo levantas de golpe podría provocarse un tumbo muy peligroso.
  • Nunca se debe frenar bruscamente, ya que aumentaría la inestabilidad del coche y tanto la vida del conductor como la de los pasajeros correría peligro.
  • Si se nota que el vehículo mantiene la estabilidad y la dirección ya responde, lo mejor es dejar que la marcha se ralentice hasta los 40 km/h. A partir de ese momento empezaremos a frenar con mucha suavidad.
  • En caso de que el reventón de la rueda se haya producido en alguna de las ruedas delanteras se puede utilizar con precaución el freno de mano, tirando un poco de la palanca, reduciendo la velocidad y manteniendo de esta manera la estabilidad.

Una vez hayamos detenido el coche, tenemos que aparcar fuera de la calzada en un lugar seguro y señalizar con los triángulos de emergencia la posición actual del mismo. Si contamos con una rueda de repuesto, cambiaremos la dañada y una vez estemos preparados seguiremos con nuestro trayecto inicial. En caso de no contar con un repuesto o en caso de imposibilidad de reparación, deberemos esperar a la llegada del servicio de asistencia de carretera.

¿Cómo saber si se pincha una rueda?

Existen varias señales que pueden indicarte que llevas un neumático pinchado:

  1. Dirección endurecida. Si estás conduciendo y compruebas que la dirección se endurece y el volante no gira, es muy posible que una de las ruedas haya recibido un pinchazo y cuente con una presión muy por debajo de lo que debería.
  2. Pérdida continua de la presión de aire. La falta de aire puede ser un indicativo de que tienes un neumático pinchado. Si tu coche es nuevo recibirás un aviso en tu marcador que te avisará que la presión no es la correcta. Si en cambio es un modelo más antiguo deberás realizar una revisión periódica de las ruedas.
  3. Desviación hacia un lado. Sucede en la mayoría de ocasiones cuando se pasa por una curva, el coche se comporta de forma bastante extraña y gira mal.
  4. Ruido en aumento. Cuando tienes un neumático pinchado y sigues conduciendo, la pérdida de aire va a ser cada vez mayor. Además, cuando la pérdida de aire es considerable, el ruido suele incrementarse y hacerse bastante perceptible.

La seguridad en carretera es importante y es de vital importancia seguir un protocolo de actuación en casos como el pinchazo de una rueda. En Corhyund esperamos que esta entrada sea de tu utilidad. Y por supuesto, ¡Vigila la presión de tus ruedas!

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.