¿Cómo limpiar las llantas del coche?

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Tener un coche impoluto es una prioridad para muchos conductores. Y es que, el amor que sienten hacia estos vehículos los empuja a mantenerlos siempre en el más perfecto de los estados. Pero… ¿Qué ocurre con las partes que se ensucian rápidamente y encima son difíciles de limpiar?

Pues bien, aunque muchos hayan tirado la toalla en la labor de mantener sus llantas lo más limpias posible, queremos informarte de que con los productos adecuados conseguirás que luzcan como el primer día sin mucho esfuerzo.

Es cierto que es la parte del automóvil que se encuentra más expuesto a la suciedad del ambiente, ya que su proximidad al suelo hace que tenga más probabilidad a ensuciarse. Además, las pastillas de frenado situadas en el interior del coche generan partículas (también conocidas como ferodo) que se depositan en las llantas y las tiñen de un color grisáceo que poco tiene que ver con el original.

Por eso, como expertos en el sector de la automoción, os queremos mostrar una serie de consejos para que podáis dejar vuestras llantas como los chorros del oro.

Consejos para limpiar las llantas de tu coche

Como hemos mencionado anteriormente, la clave para conseguir que nuestro coche se mantenga reluciente es contar con un kit de limpieza acorde a sus necesidades. En este caso, para las llantas hay que usar un descontaminador férrico. Si nunca has escuchado este nombre, no te alarmes. Comúnmente se conoce como limpia-llantas y puede encontrarse infinidad de tiendas especializadas.

Lo que hace especial a este tipo de producto en comparación con cualquier otro es su efectividad frente al ferodo. Además, en su composición no se emplean ácidos por lo que no perjudica la pintura.

¿Cómo llevar a cabo el proceso de limpieza?

En primer lugar, asegúrate de que las llantas no están calientes. Si te desplazas hasta un servicio de autolavado, espérate un par de minutos antes de empezar con la limpieza, ya que, de lo contrario, el producto puede secarse rápidamente y ser poco efectivo.

Posteriormente, utiliza una manguera o una pistola de agua a presión para acabar con la suciedad más superficial. En cuanto a los restos de polvo más incrustados, será necesario ayudarse con una esponja. Te recomendamos que no la empapes demasiado, así que es conveniente que la escurras cada vez que le des una nueva pasada.

Ahora llega el turno del producto estrella, el limpia-llantas. La manera de aplicarlo es muy sencilla. Simplemente tienes que rociar o extenderlo por la llanta, esperar unos minutos para que actúe (según las instrucciones de cada fabricante) y retirarlo suavemente con una gamuza.

Para concluir, solo tienes que utilizar un poco de agua y jabón para retirar posibles restos del limpiador, ya que si se quedan durante demasiado tiempo sobre la superficie de la llanta pueden ser corrosivos.

Es importante saber que el contacto de estos productos con la piel pueden provocar lesiones. Por tanto, es aconsejable usar guantes de goma para evitar cualquier tipo de daño en la superficie cutánea.

Desde Corhyund esperamos que este artículo te haya servido de utilidad y pongas en práctica todos nuestros consejos para tener siempre las llantas del coche impecables.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.