Un profesional sanitario muestra un vial con la vacuna de Janssen. - Europa Press

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha dicho este jueves esperar que «para final de la semana que viene» pueda comenzar la vacunación con tercera dosis contra el Covid-19 de los pacientes inmunodeprimidos, como se ha venido demandando desde la Comunidad Autónoma Andaluza.

En este sentido y en declaraciones a los periodistas en Córdoba, Aguirre ha recordado la aplicación de esa tercera dosis a determinados enfermos «es una petición de esta Consejería en los dos últimos consejos interterritoriales», para que reciban de nuevo la vacuna contra el coronavirus «inmunodeprimidos, pacientes con un tumores sólidos y enfermedades hemetopoyéticas o aquellos que, como consecuencia del tratamiento de su patología, no tienen capacidad de desarrollar un volumen suficiente anticuerpos para protegerlo contra la infección«.

Ello es ahora apropiado, según ha argumentado, pues «no tenemos un déficit de vacunas, y tenemos a estas personas perfectamente catalogadas de alto riesgo» y en las que la inmunidad proporcionada por las primeras dosis de la vacuna no se ha desarrollado como sí lo ha hecho «en la mayoría de la población andaluza» ya vacunada, y por eso pidió la Junta de Andalucía al Ministerio de Sanidad que se vacune a dichos pacientes.

Ahora, según ha anunciado el consejero de Salud, que ha visitado el Hospital Reina Sofía de Córdoba junto al alcalde de la ciudad, José María Bellido, «esperamos su aprobación definitiva, tal como ayer estuvimos hablando con la ministra, para el miércoles que viene», y así, «para final de la semana que viene, empezar ya a vacunar a todas estas personas de alto riesgo».

VACUNACIÓN EN RESIDENCIAS

En cuanto a la vacunación con tercera dosis a los ancianos de las residencias, Aguirre ha recordado que se están «haciendo estudios», tanto por parte del «Instituto Carlos III, como por la propia Consejería, para ver la inmunidad adquirida en las personas mayores», ya que, según ha argumentado, «mientras mayor es la persona, menos capacidad tiene de desarrollar anticuerpos, ese tipo de inmunidad» y, por eso «estamos haciendo un estudio, para ver la evolución».

Ahora, según ha detallado Aguirre, «solo 46 centros tiene haga algún caso de Covid positivo», mientras que los fallecimientos en residencias a causa del coronavirus constituyen «una décima parte, según el número de positivos, en proporción a las olas anteriores», debido a que los residentes «han creado una cierta inmunidad, lo cual hace que sean menos vulnerables y que haya bastantes menos fallecimientos».

En cualquier caso, según ha insistido, aplicar «la tercera dosis» a los ancianos de las residencias «es un tema que se está estudiando a nivel internacional, y es la Agencia Europea del Medicamento la que tiene que decirlo», si bien en Andalucía se están «haciendo los estudios oportunos y pensamos que sería recomendable, siempre que los estudios sean positivos y que se haga a nivel nacional, dentro de los protocolos vacunación que se hacen entre el Ministerio y las diferentes comunidades autónomas».

Junto a ello, Aguirre ha lamentado que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) le «va cortando las alas» a la Junta de Andalucía en su lucha contra la persistencia del Covid-19 en las residencias, pues, ante la negativa a vacunarse de algunos trabajadores de las mismas, Salud pretendió la vacunación obligatoria de estos empleados, lo cual ha rechazado el TSJA, y después el que, al menos, se les puedan hacer «PCR dos veces en semana», lo que también ha rechazado el alto tribunal andaluz.

Por esta razón, la Junta ha recurrido en casación ante el Tribunal Supremo (TS) dichas resoluciones del TSJA, ya que «quitan las armas» a Salud para combatir al coronavirus en las residencias, lo cual se debe también, según ha argumentado el consejero andaluz, a que «no hay una Ley de Salud Pública, a que no ha habido un cambio legislativo» para adaptarse a la pandemia, «y eso es achacable al Gobierno central».

MENORES DE 12 AÑOS

Por otro lado y a la espera del resultado de los «estudios en fase tres» que realizan Pfizer y Moderna sobre la vacunación de menores de 12 años, de los que «algunos se están haciendo en hospitales andaluces con recién nacidos y hasta los once años», Aguirre ha dicho que hay que esperar a la conclusión de esos estudios sobre la eficacia de la vacuna, «teniendo en cuenta» que se refieren a una «población tan sensible», debiendo además «aprobarse a través de la Agencia Europea del Medicamento», para luego «empezar a aplicarla en las diferentes comunidad autónomas».

Lo que desea Aguirre es que todo ese proceso acabe es con «la mayor brevedad posible, para evitar esa sexta ola, que se la llama ya ola pediátrica, porque la franja que nos queda sin vacunar es de cero a once años» y, por eso, «para intentar evitarla lo mejor es la vacunación».

Así, «en el momento que tengamos la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento todas las comunidades autónomas empezaremos a vacunar a la franja de cero a once años», señalando Aguirre que «ojalá fuera a finales de octubre o primeros de noviembre», si bien el consejero de Salud está «convencido de que en este último trimestre podremos ya empezar la vacunación a niños entre cero y once años».

Por otro lado, Aguirre ha destacado que «la franja de edad que más nos preocupaba, de 12 a 19 años, ya ha superado en vacunación a la franja de 20 a 29 años», de modo que están «mucho más sensibilizados en la franja más joven que en la franja siguiente, posiblemente porque los padres estamos más sensibilizados a la vacunación» y a los integrantes de esa franja de jóvenes de menor edad «la estamos acompañando más personalmente a la vacunación»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.