Avenida de Barcelona.- Archivo

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La Junta de Andalucía ha decidido prorrogar casi todas las medidas actualmente vigentes en la comunidad autónoma en materia de salud pública y en relación a la pandemia, frenando así la desescalada. No obstante, ha acordado una única modificación correspondiente al cierre de establecimientos. Según anunciaba ayer el Gobierno andaluz, los establecimientos de hostelería al aire libre podrán cerrar a la 1 de la madrugada, sin posibilidad de admisión de nuevos clientes ni servicio desde las doce de la noche. Según el consejero de Salud, Jesús Aguirre, esta medida «da respuesta a la adaptación de los horarios al periodo estival de Andalucía».

Por su parte, el comité de expertos ha analizado la situación epidemiológica y de presión hospitalaria en la comunidad, destacando que Andalucía mantiene «comportamientos similares a los detectados en los últimos días en el resto de comunidades, con una clara tendencia al alza» en el tramo de 18 a 30 años de edad. Asimismo, se observa «un incremento importante de las muestras secuenciadas en los últimos días respecto a los casos de la variante Delta», según ha avisado el consejero.

Por el contrario, Aguirre ha destacado que «se continúa con un buen ritmo de cobertura vacunal, alcanzando esta semana los ocho millones de dosis administradas y, siguiendo el comportamiento de semanas anteriores, la presión hospitalaria continúa descendiendo, pero más lentamente y con peligro de repunte». Además, «todos estos parámetros nos llevan a mantener la prudencia en al relajación de las medidas de salud pública existente, adaptando, sin embargo, el horario de ciertas actividades a la realidad y características de nuestra comunidad en la época de verano», ha señalado el consejero, que igualmente ha remarcado la prohibición del consumo, colectivo o en grupo, de bebidas en la calle.