Visita a uno de los nuevos hoteles con los que contará la capital cordobesa. - JUNTA DE ANDALUCÍA

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El delegado territorial de Turismo de la Junta en Córdoba, Ángel Pimentel, ha visitado este jueves los trabajos de dos nuevos hoteles de cuatro estrellas con los que contará la capital cordobesa, dos establecimientos ubicados en zonas estratégicas y de expansión de la ciudad, que sumarán a la oferta de alojamiento más de 300 plazas y que cuentan con la clasificación del nuevo decreto hotelero.

Así lo ha indicado la Junta en una nota en la que el delegado ha afirmado que «Córdoba es un destino interesante y atractivo para los inversores que, incluso en este contexto de crisis, se han animado a apostar por nuestra provincia y crear nuevas opciones de alojamiento que vienen a sumarse y fortalecer la oferta cordobesa».

En concreto, se trata de un hotel de la cadena Sercotel –el primero que explotará en la capital–, que contará con la categoría de cuatro estrellas y se localizará en una zona de expansión de la ciudad cercana a la Ciudad de la Justicia y al borde de la ronda de poniente.

Este nuevo establecimiento, que adoptará el nombre de Hotel Las Delicias, tendrá una inversión de cuatro millones de euros. El hotel contará con 129 plazas de alojamiento (entre ellas dos suites), gimnasio, restaurante y zona de piscina y solárium.

La previsión es que las obras de este nuevo alojamiento estén finalizadas en el segundo trimestre de 2022 y entre en funcionamiento en el mes de septiembre de ese mismo año. El promotor del hotel es la empresa cordobesa Alquirosan 2007 SL y la constructora es Corduba Construcctions SL.

Por otro lado, se levantará otro hotel en la calle Fernando de Córdoba que gestionará la empresa Soho Hotels, que ya cuenta con otro establecimiento en Córdoba y en varias ciudades andaluzas. El establecimiento tendrá también cuatro estrellas gracias al decreto de clasificación hotelera.

La construcción de este inmueble supondrá una inversión de cinco millones en la construcción y más de 450.000 euros en el equipamiento. Contará con 182 plazas de alojamiento (entre ellas 4 suites junior), gimnasio, restaurante y zona de piscina y solárium. La previsión de los promotores es que las obras finalicen en junio de este mismo año y entre en funcionamiento este verano.

Pimentel ha señalado «la importancia para la industria turística que tienen estos nuevos hoteles no solo ahora en su fase de construcción, sino también posteriormente cuando entren en funcionamiento». «Sin duda, el turismo sigue siendo un motor fundamental para la economía de la provincia, una fuente de riqueza y empleo clave», ha recalcado.

Finalmente, el delegado ha recordado el papel del decreto de clasificación hotelera, al que se han acogido estos nuevos negocios, que aprobó la Consejería de Juan Marín durante el inicio de la pandemia «para ayudar a los establecimientos a ser más competitivos actualizando la norma al mercado actual, pues la anterior databa de 2004 y el mercado ha evolucionado mucho desde entonces. Era fundamental hacerla más flexible. Con ella se da una oportunidad a los hoteles andaluces de llegar a un turismo de más calidad», ha concluido.