Turistas en la Mezquita-Catedral.- Archivo/Europa Press

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La primera teniente de alcalde y delegada de Turismo del Ayuntamiento de Córdoba, Isabel Albás, ha presentado este jueves las conclusiones del estudio ‘Turismo en tiempos de pandemia’, realizado por el grupo de investigación Economía del Turismo, la Cultura y el Deporte, de la Universidad de Córdoba (UCO), que recoge que el impacto de la pandemia del covid-19 en el sector turístico cordobés suponen unos 750 millones de euros en pérdidas, según cifras estimadas.

En una rueda de prensa, acompañada por los profesores responsables del estudio, Lucía García y Ramón Rueda, la concejal ha explicado que «se pasa por una situación francamente complicada con la pandemia, con una crisis sanitaria, social y económica sin comparación», de manera que «es fundamental este tipo de estudios para saber hacia dónde se tiene que ir, con los datos e indicadores».

Al respecto, ha detallado que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año 2020 el número total de visitantes fue de 259.000, un descenso del 73,2 por ciento respecto a 2019, a la vez que el turista nacional descendió en un 64 por ciento y el extranjero, 83 por ciento, mientras que el grado de ocupación fue de un 23 por ciento, con un descenso del 38 por ciento, y la estancia media en 2020 fue de 1,13 días.

En relación al impacto económico del turismo en Córdoba, la edil ha detallado que en 2019 se estimó en unos 594 millones de euros; en 2020, un impacto de 185 millones de euros; mientras que en 2021 se estima un impacto económico de 250 millones de euros, de modo que «estos datos ponen de manifiesto que las pérdidas en el sector turístico son tremendas, con 750 millones de euros entre el período 2020 y 2021», ha aseverado Albás.

En cuanto al análisis del turista post covid, la concejal ha precisado que se han realizado 457 cuestionarios sobre «la valoración con determinadas medidas que se deben tomar en los establecimientos hoteleros para garantizar la seguridad frente al covid», donde «destaca el perfil de un turista bastante exigente sobre las medidas», además de «cómo pueden afectar las experiencias turísticas en un destino» con «algunas medidas para hacer frente a la crisis», elogiando las mismas, entre otros aspectos, como el valor «fundamental» de la gastronomía.

Al hilo, los profesores han animado a «apostar por que Córdoba sea una ciudad creativa de la Unesco de la gastronomía», como ya lo son otras ciudades españolas, y así «reforzar la imagen de marca de la ciudad». Además, Lucía García ha informado de que el grupo de investigación va a realizar un trabajo de campo en la Fiesta de los Patios para comparar datos sobre el perfil sociodemográfico del turista.

También, consideran que «Medina Azahara debe convertirse en un elemento clave en el desarrollo turístico de la ciudad»; «dar un empujón al turismo de congresos»; «reforzar el flamenco como producto turístico y cultural de la ciudad y apoyar un turismo más accesible y sostenible».