La paciente posa junto a profesionales y equipo directivo. - JUNTA DE ANDALUCÍA

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba aplica por primera vez en España la cirugía robótica en una paciente en avanzado estado de gestación (22 semanas) por patología no ginecológica, en concreto, para la extracción de cálculos en vía biliar.

Según ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, Zahira, de 31 años de edad, presentaba cálculos en la vía biliar produciéndole fuertes dolores. A diferencia de los cálculos renales, las piedras en la vía biliar tienen que ser extraídas porque suelen derivar en pancreatitis y es necesario utilizar la cirugía y radiación, algo contraindicado en pacientes embarazadas.

Tras analizar el caso, el equipo de profesionales de Cirugía General y Digestiva del Reina Sofía decidieron extraer los cálculos mediante cirugía robótica, una técnica que no había sido usada hasta el momento en este perfil de paciente. La intervención fue todo un éxito, la paciente volvió a su casa a las 48 horas de la operación y ayer por la mañana se dió a conocer este hito públicamente a los medios de comunicación.

El director de la Unidad de Cirugía General y Digestiva, Javier Briceño, ha explicado que «ha sido un caso difícil porque esta patología requiere cirugía o endoscopia combinada con cirugía, lo que implica radiación», además, «dado que la paciente está embarazada, teníamos que descartar los tratamientos quirúrgicos habituales».

«A esto se sumaba que la colocación del útero no dejaba mucho espacio para proceder a la extracción de los cálculos y de la vesícula. Fue en ese momento cuando pensamos que la cirugía robótica podía ser la solución, dado que una de sus características es que permite operar en espacios muy pequeños», ha recalcado el especialista.

Zahira ha explicado que llegó a Urgencias ginecológicas con unos fuertes dolores de espalda «pensaba que eran secuelas de un accidente que tuve un año y medio antes», ha señalado la paciente, que esa misma noche ingresó en planta. Tras realizarle varias pruebas, los especialistas detectaron la existencia de cálculos en vía biliar y le trasladaron las opciones que había. «Lógicamente tuve miedo por el feto pero los profesionales me tranquilizaron en todo momento y la operación fue un éxito».

La proeza de los cirujanos cordobeses ha permitido que Zahira y su feto tengan una oportunidad, ya que si el Hospital Reina Sofía no ofreciera cirugía robótica su tratamiento hubiera implicado radiación y las consecuencias derivadas de ésta.

En este sentido, la directora gerente del centro, Valle García, ha querido poner en valor la apuesta del hospital por la cirugía robótica porque «además de estar a la vanguardia nos permite, sobre todo, ofrecer a nuestros pacientes todas las opciones terapéuticas disponibles». «Éste es un claro ejemplo de cómo la apuesta por la tecnología y la innovación permiten garantizar valores fundamentes del sistema sanitario como son la igualdad o la accesibilidad».

Aunque el hospital incorporó la cirugía robótica hace relativamente poco tiempo (2018), los profesionales han hecho posible que en escasos dos años, el hospital se haya situado como referente en el uso y aplicación de esta técnica para un gran abanico de patologías.

Concretamente, para el tratamiento de la patología hepática el Hospital Reina Sofía es referente nacional, ya que es uno de los centros con mayor actividad en este campo. Esta experiencia les ha valido para abrir nuevas opciones en pacientes que, como Zahira, no hubieran tenido una opción tan segura.

555 PACIENTES

El Hospital Reina Sofía cuenta con un robot quirúrgico desde el 2018. En este tiempo, el uso de este quirófano se ha extendido a las especialidades de Urología, Ginecología, Cirugía General, Cirugía Torácica y Otorrinolaringología y ha permitido que un total de 555 pacientes hayan podido beneficiarse de todas las ventajas que aporta este modelo de cirugía relacionadas con la seguridad, visión, movilidad y accesibilidad, que permiten reducir la morbilidad, el tiempo de duración de la cirugía, una recuperación más rápida y, por tanto, menor tiempo de ingreso.

La certeza de las ventajas que aporta hace que el Hospital Universitaria Reina Sofía tenga entre sus objetivos de futuro incorporar un segundo equipo de cirugía robótica en cuanto sea posible, a fin de incrementar el número de pacientes que se benefician de estas bondades.