magen de archivo de la celebración de la primera comunión - EUROPA PRESS

Javier Collado

Dobuss

Las celebraciones propias del tiempo de Pascua en Córdoba, en este caso las primeras comuniones, «se desarrollarán respetando las medidas de seguridad sanitarias vigentes en cada momento y con el aforo permitido en cada caso», lo que implica que se llevarán a cabo en sus fechas habituales del presente abril y el próximo mayo, aunque sin descartar otras fechas posteriores, en función de la evolución de la pandemia del Covid-19 y de las medidas que se adopten para evitar contagios.

Así lo han confirmado fuentes de la Diócesis, aclarando que, en cualquier caso y como es habitual cada año, son las parroquias las que proponen fechas y división por grupos de catequesis a los padres de los niños.

Este año, a diferencia del anterior, cuando el tiempo habitual de celebración de las comuniones se vio directamente afectado por el confinamiento estricto impuesto durante el Estado de Alarma en los primeros meses de la pandemia, se pueden hacer los grupos de niños que hacen la primera comunión atendiendo a los aforos vigentes en cada momento, con lo que es posible que no haya que extender por muchas semanas las celebraciones.

Ello depende, en cada parroquia, del número total de niños que harán la primera comunión y del aforo del templo, teniendo en cuenta que en la actualidad Córdoba capital, por ejemplo, se encuentra en nivel 2 de alerta sanitaria, lo que permite que cualquier celebración litúrgica se lleve a cabo con el 50 por ciento del aforo ocupado.

El año pasado por estas fechas la situación era muy diferente y, a la hora de programar la celebración de primeras comuniones, además de que había unos aforos máximos permitidos muy inferiores, también pesaron otros factores, como la movilidad de los familiares de los niños, que estaba más restringida que ahora, lo que llevó a las familias a aplazar las primeras comuniones.

Así lo explicó el pasado diciembre, en una entrevista concedida a Europa Press, el propio obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, quien, al ser preguntado sobre el balance que podía ofrecer la Diócesis, en cuanto bautizos, comuniones y confirmaciones celebradas el pasado 2020, señaló que «los sacramentos de la iniciación cristiana», es decir, el bautismo, la confirmación y la eucaristía, «han seguido su ritmo normal, cambiados de fecha».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.