22/02/2021 Vista de Santaella. POLITICA AYUNTAMIENTO DE SANTAELLA/ARCHIVO

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La Policía Local de Santaella, en colaboración con la Guardia Civil del municipio cordobés de La Rambla, ha desalojado en la tarde del viernes una nave del polígono industrial El Cañuelo donde se reunían más de 30 personas del municipio, así como vecinos de la cercana localidad de Montalbán, en el primer día de reapertura tras un mes de cierre perimetral debido a la pandemia del coronavirus Covid-19.

Así lo han confirmado fuentes de la investigación y ha adelantado la prensa provincial, que destaca que todos los asistentes, entre los que no se descarta la presencia de algún menor, se enfrentan a una sanción por incumplir las medidas de prevención frente al Covid-19, como la prohibición de reunirse más de cuatro personas en las reuniones familiares al estar en vigor el nivel de alerta 4 en el Distrito Sanitario Sur.

Al respecto, la actuación se produjo sobre las 20,00 horas del viernes tras recibir el aviso de un vecino que pasó por el lugar y alertó a la Policía Local al percatarse de la enorme reunión de personas, de las que muchas de ellas estaban en la puerta sin mascarilla y sin guardar ningún tipo de medida sanitaria.

En este sentido, los agentes acudieron a la nave e identificaron y sancionaron a todas las personas que estaban en la puerta sin mascarilla, para posteriormente entrar e identificar a una treintena de personas que había acudido a la fiesta.

Mientras, el organizador, quien se encontraba en el lugar, habría reconocido que el encuentro se le había «ido de las manos», tras explicar que, en principio, se trataba de una quedada de pocas personas. Pero, al parecer, avisaron a otros amigos que incluso llegaron de la vecina localidad de Montalbán.

Aunque no se trata de la primera infracción de este tipo que se registra en el municipio, los agentes no habían intervenido hasta al momento ante una reunión de «estas magnitudes» desde el principio de la pandemia hace un año. Así, desde que la Junta de Andalucía intensificara a mediados de enero las medidas de prevención frente al coronavirus, «se han levantado actas por reuniones sociales en campos de cinco o seis personas», según las fuentes.