Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Las luces son los sistemas que más se revisan en las ITV por una razón muy sencilla: son los elementos que nos permiten ver y que nos vean en la carretera. También son nuestra forma de comunicarnos en la carretera, indicamos movimientos, frenadas e intenciones con los intermitentes y las luces.

Emplearlas mal puede ponernos en peligro y a los demás. Así, que abróchate el cinturón y grábate a fuego estas recomendaciones.

Consejos para usar bien las luces del coche

Cortas

Son las luces que sirven para alumbrar el tramo de carretera más próximo a nuestro vehículo. Nos permite ver el firme y seguir la carretera en momentos de oscuridad. Hay que llevarlas encendidas entre la puesta y la salida del sol y son obligatorias en túneles y zonas de visibilidad reducida por condiciones atmosféricas además de carriles habilitados para circular en sentido contrario. También se conocen como luces de cruce.

Largas

O luces de carretera. Se emplean solamente de noche en vías insuficientemente iluminadas. La norma establece que cuando no podamos leer una matrícula a 10 o un vehículo oscuro a 50 metros, circulando a más de 40km/h. Debemos tener cuidado y apagarlas cuando podamos deslumbrar a coches que tenemos delante o que vienen en sentido contrario ya que se reflejan en los retrovisores y ciegan a los conductores. No debemos de encenderlas en poblado.

Posición

Siempre acompañan a las luces cortas y son las encargadas de indicar las dimensiones aproximadas y posición de nuestro vehículo. Deben ir siempre encendidas pero nunca deben usarse en exclusiva ya que no iluminan, solo nos hacen ser visibles.

Antiniebla

  • Delantera
    En muchas ocasiones la iluminación principal (de cruce) no es suficiente debido a condiciones de mucha niebla, lluvia muy intensa o baja visibilidad y es necesario añadir otras luces. Estas son las antiniebla, luces potentes bajas y anchas, muy útiles para seguir las líneas de la carretera. Se puede usar de forma aislada o junto con las de cruce y carretera. No se debe encender a la ligera ya que puede molestar. No es obligatoria y no viene equipada en todos los vehículos. A diferencia de la trasera que sí que es obligatoria.
  • Trasera
    Se trata de una o dos luces rojas que no sirven para ver la carretera sino para que seamos vistos en condiciones de baja visibilidad como niebla espesa, lluvia muy intensa, humo, polvo o nieve. Son obligatorias en todos los coches y solo deben encenderse en dichas condiciones de lo contrario podrían deslumbrar a los demás conductores y provocar un accidente.

Marcha Atrás

Una o dos luces de color blanco, que se encienden cuando metemos la marcha atrás. Sirve para advertir a los coches y peatones de que vamos a realizar una maniobra hacia atrás. También ilumina la parte del vehículo que tengamos detrás, lo cual es útil para tomar la referencia a la hora de estacionar en línea.

Frenado

Se activan al pisar el pedal de freno y resulta una de las piezas claves en el mantenimiento del vehículo, ya que sin su correcto funcionamiento se pueden producir choques indeseados.

Emergencia

Activa los cuatro intermitentes a la vez para señalizar situaciones que pueden producir un peligro al resto de conductores, como es el caso de que el vehículo quede parado en medio de la calzada o tengamos que estacionar en un lateral de esta.

Intermitentes

Sirven para indicar giros, desplazamientos y estacionamientos. Tenemos uno izquierdo y uno derecho. Deberemos de accionarlos siempre antes de realizar la maniobra y con tiempo suficiente para que los demás vehículos puedan anticiparse a la maniobra. Deben utilizarse para girar cuando no sea obligatorio hacerlo en una dirección concreta. Para indicar que vamos a realizar un estacionamiento y cuando pretendemos cambiar de carril para adelantar o no.