Javier Collado

Dobuss

El teniente de alcalde delegado de Hacienda y Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba, Salvador Fuentes, ha expresado este lunes su confianza en que en unos cinco o seis meses se apruebe de modo definitivo la innovación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que recoja que las nuevas casas de apuestas y salas de juego que se construyan y abran sólo puedan hacerlo en polígonos industriales o grandes superficies comerciales donde estén controladas legalmente, entre otros aspectos.

En una rueda de prensa telemática, el concejal ha explicado que la intención es «cumplir con un compromiso contraído con los vecinos» de cara a la innovación del Plan General de Ordenación Urbana que afecta a un artículo sobre las salas de juego, algo que se lleva al consejo rector de la Gerencia de Urbanismo del miércoles con la propuesta de innovación.

Ante la «preocupación por el tema del juego», el edil ha valorado que el Pleno haya aprobado «intentar buscar una fórmula» a la situación, admitiendo que «tampoco hay mucho margen de maniobra» por parte del Consistorio respecto a sus competencias en esta materia, si bien cree que «se da un paso muy importante para atajar y por lo menos ayudar a tantas familias y procurar de forma preventiva aislar, muy especialmente de los centros educativos, las salas de juego».

Tras agradecer «el consenso» de los grupos políticos y el apoyo vecinal, el delegado de Urbanismo ha comentado que «estas actividades no podrán implantarse en suelos calificados como residencial o equipamiento comunitario», de manera que «prácticamente la única salida que tienen esos centros serán los polígonos industriales o las grandes superficie comerciales donde se esté controlado legalmente».

Además, se recoge en la innovación que «las actividades no se podrán instalar a menos de 500 metros de suelos o usos calificados como equipamiento comunitario educativo», algo que supone «una magnífica noticia», ha aseverado, para agregar que «no podrán implantarse tampoco en suelos calificados como residencial», por lo que «se complica mucho la posibilidad de crear las salas de juego en suelo urbano».

Igualmente, ha informado de que «se les van a exigir aparcamientos, algo que también se hace con discotecas y salas de cine», así como «la compatibilidad o no con otro tipo de actividades como pueden ser los bares», de modo que «se establece un máximo de superficie de un 20% del total y en el momento que se sobrepase, ya está catalogado como actividad de juego», ha aclarado, advirtiendo en este caso sobre «las máquinas tragaperras».

Después de pasar por el consejo rector y aprobarse como planteamiento inicial, se llevará al Pleno, para posteriormente publicarlo el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y «automáticamente se produce una prórroga de un año para la imposibilidad de nuevas licencias de actividad del juego en la capital», ha dicho Fuentes, tras la moratoria con la misma imposibilidad que está en vigor desde febrero de 2020.

Además, se pedirá un informe de Salud, al contar ya con el informe medioambiental, y habría un plazo de 30 días de alegaciones tras la aprobación inicial, posteriormente irá a la Delegación Territorial de Fomento de la Junta para aprobar la innovación y nuevamente al Pleno para su aprobación definitiva, según ha detallado el concejal, quien ha aclarado que «se garantizará la seguridad jurídica en este proceso».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.