Los monumentos y museos cordobeses pierden un 73% de visitantes en 2020

El espacio que sufre una menor caída en los visitantes es el Museo Taurino, con un 58,02%

Javier Collado

Dobuss

Los museos y monumentos municipales de Córdoba han registrado una caída de visitantes del 73,78% durante 2020, año de inicio de la pandemia del coronavirus Covid-19 y que ha provocado la declaración de dos estados de alarma, con un confinamiento domiciliario de unos dos meses entre marzo y mayo y numerosas medidas de restricción en cuanto a aforos y desplazamientos, entre otras.

Según los datos facilitados por el Ayuntamiento, en números totales la caída de visitantes a dichos espacios supone pasar de los 750.451 registrados en 2019 a 196.754 en 2020.

En concreto, el Alcázar de los Reyes Cristianos, el más visitado, es el conjunto que experimenta un descenso similar al general, con un 73,58% menos de visitantes en 2020, al pasar de las 597.577 personas que lo visitaron en 2019 a sólo 157.871 del año pasado.

Posteriormente se sitúan los Baños del Alcázar Califal, que contabilizan la mayor caída en visitas, con un 82,89% menos de personas que pasaron por los mismos, en este caso 13.562 frente a las 79.265 de 2019.

Al respecto, el Museo Julio Romero de Torres ha sido el segundo espacio municipal más visitado en 2020, con un total de 16.659 personas, que suponen un 68,55% de descenso respecto a 2019, cuando disfrutaron de la pinacoteca 52.977 personas.

Y el espacio que sufre una menor caída en los visitantes es el Museo Taurino, con un 58,02%, que en términos totales son 8.662 personas, frente a las 20.632 del año 2019.

«COMPROMISO» DEL AYUNTAMIENTO

Como análisis, la delegada de Cultura y Patrimonio Histórico, Marián Aguilar (PP), manifiesta a Europa Press que «la importante bajada de visitantes a los museos y monumentos municipales motivada por el Covid-19 es similar a la de otros espacios patrimoniales del país».

A pesar de ello, destaca que «el Ayuntamiento continúa su compromiso con la ciudad para mantener estos monumentos abiertos de forma gratuita como apoyo al sector turístico de la ciudad en el momento que más lo necesita y como apuesta por la difusión del patrimonio».

Asimismo, Aguilar señala que «si bien, la bajada del Alcázar (-73,58%) supone una referencia para valorar el sector turístico en Córdoba, el menor descenso de los otros dos museos municipales –el Julio Romero y el Taurino– reflejan la positiva respuesta de los cordobeses a la oferta cultural que hemos ofrecido para dinamizar estos espacios».