Manual de compra de coches usados: en qué debes fijarte

Javier Collado

Dobuss

Lo más importante a la hora de comprar un coche de segunda mano es todo. Sí, puede parecer una tontería, pero cuando hablamos de un coche no solo queremos que sea bonito y que no tenga arañazos. Buscamos seguridad también. Es por ello que en este artículo, aunque recomendamos mirarlo todo y más, os acercamos a esas partes imprescindibles de revisar cuando se piensa en comprar un vehículo usado.

Esto puede llegar a ser como tirar una moneda, unas veces saldrá bien y otras… Otras no tan bien…

Hoy en Mundo Motor, te damos las claves para que lo tengas todo claro a la hora de comprar un coche de segunda mano.

Lo primero que debes revisar es la procedencia y el uso que se le ha dado. ¿Era de una persona con un trabajo que requería muchos kilómetros? ¿Qué miembro de la familia lo usaba? ¿De dónde procede? ¿Cuántos kilómetros y años tiene? Y es que cuantos menos años tenga, menor será su desgaste y por lo tanto ahorraremos en piezas y sustituciones.

Lo segundo es la carrocería, revisa cada golpe y el estado de la pintura. Aléjate, acércate y vuelve a alejarte, así podrás diferenciar las imperfecciones mejor. ¿Son todas las partes de la carrocería del mismo tono? De no ser así, esto nos podría indicar que hubo un golpe y tuvo que ser sustituida parcialmente. No dejes de revisar los filos de las puertas, el techo y el capó, ahí se quedan las marcas de haber repintado el coche.

Tercero: los bajos del coche. Agáchate, mete la cabeza y echa un vistazo, comprueba que no haya óxido. Si lo hay puede que el vehículo proceda de una zona costera, donde el salitre oxida y corroe el metal. Es síntoma de que algo podría no funcionar del todo bien ahí abajo.

El cuarto punto es el interior. Aquí es donde debes de poner más atención junto con la pintura y es que podrás rascar algunos euros si detectas fallos y descuidos en el interior del vehículo. Siéntate y comprueba la comodidad de los asientos, si están muy hundidos perderás confort sobre todo en viajes largos. Toca la palanca de cambio y comprueba su juego, pisa los pedales para comprobar que el sistema hidráulico funciona y no te olvides de comprobar las ventanillas y sus accionadores. Revisa los relojes y el salpicadero. Fíjate también si hay quemaduras en los asientos y en la moqueta; eso indica que se ha fumado dentro (obviamente) y que el propietario ha sido muy descuidado (y probablemente ha cuidado poco el vehículo en general).

Si sigues estos consejos, te asegurarás de que el coche a priori cumple con tus expectativas y podrás detectar cualquier fallo visible.

Lo mejor es que si quieres comprar un vehículo seminuevo en Córdoba, te pases por nuestro concesionario o entres en nuestra web y eches un vistazo a la gama de seminuevos y de renting que tenemos disponible. TE asegurarás de que el vehículo está en las condiciones óptimas para su uso, y tendrás una garantía que no te ofrece un particular. ¡No te la juegues y pásate por Corhyund!

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.