Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La Plataforma de Contratación del Estado ha publicado este lunes en su web la licitación del ‘Proyecto Básico y de Ejecución de Puesta en Valor, Conservación y Protección del Parque de El Patriarca’ de Córdoba capital, con un presupuesto que «asciende a un total 585.000 euros, que han sido financiados por fondos Edusi y Feder y presupuesto municipal (120.000 euros)».

Según ha informado el Ayuntamiento de Córdoba, la Gerencia Municipal de Urbanismo, que preside Salvador Fuentes, ha redactado el proyecto que se licita y con el que se pretenden «revitalizar 60 hectáreas para uso ciudadano y convertirlo en un parque periurbano donde poder practicar deporte y actividades lúdicas, incluidos los peroles, que podrán hacerse en una zona donde se habilitarán mesas y bancos».

No estará permitido el acceso de vehículos, pero contará con dos accesos peatonales, uno por la calle Lentisco y otro por la zona Sur. El parque periurbano, además, será accesible para las personas con movilidad reducida, que contarán con un aparcamiento.

El proyecto ha sido redactado por el arquitecto del Servicio de Proyectos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Rafael García Castejón, y ha contado con el paisajista Nacho Montero y con Manuel y Javier Ostos, para los temas de accesibilidad.

El presidente de la GMU, Salvador Fuentes, ha recordado que la obtención del suelo del Patriarca fue «una operación complicada, judicializada y compleja, cuya expropiación costó finalmente a las arcas municipales 1,5 millones de euros». Además, ha circunscrito este proyecto a la creación de un gran Anillo Verde, que unirá la zona de Poniente de Córdoba con la zona de Levante, a través de un solo corredor formado por el Parque del Flamenco, el del Canal, el Patriarca, la Asomadilla y el Parque Flamenco, el Parque del Levante.

Cuando se culmine este Anillo Verde, que tendrá que ser compatible con la Ronda Norte, «Córdoba podría ser una de las ciudades con más metros cuadrados de zona verde por habitante del país por habitante del país», según ha destacado Fuente.

Respecto al proyecto de El Patriarca, el presidente de la GMU ha indicado que la intención es «que deje de ser un sitio degradado y poner en valor esa zona, para lo que se impedirá el acceso desordenado de vehículos a motor, para proteger medioambientalmente el paraje». Se eliminarán los restos de basura, se arreglarán los daños de la vegetación y la fauna y se convertirá en una zona nueva de expansión.

Para ello, se va a actuar para evitar la degradación del bosque mediterráneo que está en peligro con la plantación de 400 árboles y 350 arbustos, se le va a dotar de señalética para mejorar el uso y el disfrute de todos los caminos; también se hará la puesta a punto de un mirador natural de la de la ciudad, con itinerario de acceso, y se actuará sobre las vaguadas y bosques de galería.

Según ha señalado Fuentes, «es una actuación de urbanismo blando, amable, que pretende incorporar de forma natural ese bosque como una zona de expansión más de la ciudad», añadiendo que la recuperación de este pulmón verde para Córdoba permitirá el control del arroyo del Patriarca, gracias a un muro de contención natural, que evitará las inundaciones de la urbanización colindante, y aprovechará ese agua para la vegetación de la zona.