El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durante una comparecencia telemática.- Archivo

Javier Collado

Dobuss

La Junta de Andalucía ha decidido prorrogar hasta el próximo 10 de diciembre las restricciones aún vigentes relativas al confinamiento perimetral e interprovincial, así como del cierre de la actividad no esencial a las 18 horas y la vigencia del toque de queda de 22 a 7 de la mañana. Tan solo ha acordado la flexibilización a partir del día 24 de noviembre del horario de recogida de pedidos en bares y locales de hostelería que podrá ser hasta las 21.30 horas, así como del cierre de las tiendas de juguetería, que se aumentará hasta las 20 horas.

Así lo anunció ayer el presidente de la Junta, Juanma Moreno, quien lamentó que las cifras de la evolución de la pandemia «no han mejorado lo suficiente» desde el 10 de noviembre, por lo que el comité de expertos ha trasladado un mensaje claro de que «con la situación actual, las medidas deben continuar como están hasta el próximo 10 de diciembre, con pequeñas variaciones».

Con respecto a los datos de incidencia, Andalucía presentaba este pasado viernes una incidencia acumulada de 507,21 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimoa 14 días, superior a la media nacional de 419, y de 193,86 en los últimos 7 días, también por encima de la media nacional, de 168. Aún así, el pasado 10 de noviembre, momento en el que entraron en vigor las nuevas restricciones, la comunidad acumulaba una incidencia de 568,98 casos en dos semanas, lo que se traduce en un descenso de 61 puntos de la incidencia desde que comenzaron a aplicarse las restricciones.