Sea lo que sea que estés sintiendo, está bien: Seguimos en medio de una Pandemia…

Javier Collado

Dobuss

Y, tal vez es importante que sepas que…

• Algunas partes de tu cerebro han debido apagarse para asegurarse que te puedas adaptar. Como resultado de esto, es posible que no logres procesar mucho de lo que está pasando y te notes algo más “espeso-a”.

• Sentirte desconectado de tus emociones, anestesiado y fuera de la realidad es uno de los efectos que genera el estrés permanente.

• Otras personas pueden sentirse alerta, hipervigilantes todo el tiempo, con temor y ansiosos, mientras que otras pueden encontrarse deprimidos y con poca vitalidad.

• Ninguna de estas reacciones significa nada. Solo es la manera en la que tu cuerpo reacciona ante el estrés y el trauma y cada uno-a tiene la suya.

¿Sabías que el procesamiento profundo de una situación estresante ocurre años después, cuando tu cuerpo se siente seguro de nuevo?

1. En este momento, sobrevivir y funcionar lo necesario estará bien: Baja tus expectativas y No seas muy duro-a contigo mismo-a…

2. Cuídate y ten en cuenta que la forma en la que estás respondiendo ante toda esta situación es la única que conoces… NO TE JUZGUES.

3. Conecta con los demás, pide y busca ayuda si fuese necesario, y lo más importante: trátate con suavidad.

4. Usa un lenguaje compasivo contigo mismo-a y con los demás. Ejemplo de ello pueden ser frases del tipo: “te quiero, estoy aquí para ti, no pasa nada si te sientes así, tómate tu tiempo, lo estás haciendo lo mejor que puedes, tienes derecho a sentirte así…”.

5. Tal vez ahora necesites dormir más, descansar más, bajar el ritmo, ir más suave, tomarte espacios de tiempo o distanciarte de algo… No pasa nada. Ya lo retomarás cuando te adaptes…

¡Recuerda que tu Sistema te está ayudando a Sobrevivir! Ayúdalo tú también, no te boicotees…