Hospital Reina Sofía de Córdoba.- Junta de Andalucía

Javier Collado

Dobuss

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha incorporado mejoras en el Plan de Contingencia ante el coronavirus SARS-CoV-2, documento elaborado por la dirección del centro junto con todas las unidades que tiene como objetivo garantizar la seguridad de los profesionales y ofrecer la mejor atención posible a los pacientes con sospecha o confirmación de Covid-19, así como atender las necesidades asistenciales habituales del resto de pacientes.

Según ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, la directora gerente del hospital, Valle García, ha explicado que se establecen «medidas muy concretas para que los profesionales sepan cómo actuar en cada una de las casuísticas que pueden suceder en el desarrollo de su actividad asistencial».

En este sentido, según ha explicado García, «se describe la atención que debe realizarse en Urgencias –con cada uno de los perfiles de pacientes–; la asistencia en el área Ginecológica; en Pediatría, en UCI, en el bloque quirúrgico y, por supuesto, en hospitalización».

El plan establece tres fases que se activarán de menor a mayor en función del número de pacientes con coronavirus que requieran ingreso y que afectan a la organización de la hospitalización y a la programación quirúrgica. La primera de las fases es la inicial –la actual–, la intermedia y la avanzada.

Cada una de estas fases contempla el máximo de pacientes que pueden ingresar en las diferentes unidades Covid habilitadas tanto en el Hospital General, como en Hospital Provincial. Igualmente, se aplican a la hospitalización del área Pediátrica y Ginecológica.

Además, las fases describen la afectación o no de la actividad quirúrgica. En estos momentos, el hospital mantiene la actividad programada habitual en el bloque quirúrgico y, en el caso de pasar a la siguiente fase, es importante recordar que no se verá afectada la cirugía urgente, oncológica o cardíaca.

Esta hoja de ruta también protocoliza la forma de actuar y la activación de cada una de las fases de forma «muy ordenada». Así, la apertura de una unidad Covid «dependerá del nivel de ocupación de las camas Covid disponibles en la fase previa», de modo que la ocupación de un 70 por ciento determina la preparación del siguiente módulo, a fin de contar con el tiempo suficiente para dar la respuesta asistencial que necesita el paciente.

En cuanto a las Unidades de Cuidados Intensivos, estas también se rigen por la descripción de fases, con la reserva permanente de un módulo para la atención Covid en adultos y de habitaciones en el caso de la UCI Pediátrica. En la actual fase, la inicial, «no está siendo necesaria la utilización de recursos adicionales para la atención a pacientes Covid y no Covid». En el caso de incremento de ingresos, la UCI se ampliará sumando otras áreas específicas contempladas en las diferentes fases.

El Hospital Reina Sofía introduce todas estas mejoras como consecuencia del análisis y aprendizaje de la primera oleada que, según Valle García, «nos ha permitido agilizar mucho más el manejo de la situación, a pesar de que ya hemos atendido en esta segunda oleada un mayor número de pacientes que durante la primera etapa».

En este sentido, ha querido agradecer «el trabajo de todos los profesionales por su trabajo en la primera etapa, también en los meses de menos incidencia para atender a todos aquellos pacientes cuyo proceso se vio interrumpido por la llegada de la pandemia y, por supuesto, al compromiso y esfuerzo que se está realizando en estos momentos para seguir ofreciendo lo mejor de nosotros mismos».

ATENCIÓN EN URGENCIAS

Además, el Plan de Contingencia ha protocolizado también la atención urgente tanto para adultos general, la infantil y las urgencias maternales. Cada una de estas áreas cuenta con un triaje preparado para la detección de posibles casos sospechosos y la descripción de los circuitos en los que tiene que ser atendido el paciente en función del motivo de su consulta y de si es o no caso confirmado o sospechoso de Covid-19.

En cada una de las áreas de atención urgente, el plan detalla también los circuitos de coordinación con las urgencias extrahospitalarias o la realización de pruebas complementarias.

En este último punto, cabe destacar que el hospital ha incorporado en los últimos meses equipos portátiles que eviten la movilidad del paciente dentro del hospital, de forma que ante una sospecha de pacientes con Covid o confirmación de infección activa, las pruebas se le realizarán en la consulta específica en la que se encuentra.

No obstante, para los casos en los que sea obligatorio el traslado del paciente dentro del hospital, se ha establecido un circuito específico para la realización de radiología convencional.

COORDINACIÓN CON ATENCIÓN PRIMARIA

Asimismo, el plan describe el tipo de información que se mantendrá con los familiares, la actividad de coordinación con Atención Primaria vía interconsultas telemáticas, cómo han de realizarse los traslados de pacientes, tanto dentro del hospital como entre centros sanitarios, o cómo realizar el seguimiento de pacientes en hospitalización domiciliaria.

La dirección del hospital ha enviado ya este documento a todas las unidades asistenciales para que se distribuya entre los profesionales, de forma que todo el personal del hospital sepa cómo proceder en cada situación.

ACCESO AL HOSPITAL

Respecto al acceso al hospital, la situación no ha variado respecto a la primera etapa de la pandemia. Por tanto, la recomendación sigue siendo que, ante cualquier sospecha o síntoma, el paciente no acuda a su cita y llame. En caso de no existir sintomatología, la indicación es que acuda sin acompañante a su cita y con la documentación –física o digital– que lo acredite.

Si la persona decide ir acompañada, solo se permitirá la entrada de un familiar a las zonas comunes del hospital. A la consulta o a la sala en la que se le realizará la prueba sólo accederá el paciente a no ser que el personal sanitario estime necesaria la presencia del acompañante.

INFORMACIÓN DE PACIENTES INGRESADOS

En cuanto a la información a familiares de pacientes ingresados, el Plan de Contingencia del hospital establece que esta comunicación se realizará vía telefónica por parte del personal facultativo responsable del paciente.

Para facilitar esta comunicación, el personal de Enfermería de Clasificación –en el caso de Urgencias– solicitará durante la entrevista, un número de teléfono de contacto para dar dicha información. Este contacto quedará reflejado en la hoja de triaje.

En caso de que el paciente requiera ingreso o esté hospitalizado por Covid-19 y no pueda, por tanto, estar acompañado, la información sobre el estado del paciente se realizará durante la visita médica en los casos en los que el paciente pueda recibirla por su situación clínica. De no ser así, los familiares serán informados de forma telefónica tras realizar el pase diario de planta, al final de la mañana.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.