Fotografía de archivo de la Feria de Córdoba.

Javier Collado

Dobuss

La primera teniente de alcalde y delegada de Turismo y Empleo del Ayuntamiento de Córdoba, Isabel Albás, y el delegado de Presidencia, Miguel Ángel Torrico, han analizado este lunes los asuntos tratados en la Junta de Gobierno Local, en la que se han aprobado las bases para la instalación de las atracciones y negocios en la Feria de Nuestra Señora de la Salud de mayo de 2021, con una cláusula ante el desarrollo de la pandemia del coronavirus Covid-19.

En una rueda de prensa, el concejal ha explicado que desde el gobierno local «se sigue trabajando y hay que hacer los deberes que corresponden para el caso de que evidentemente la situación sanitaria permita celebrar esa feria», de ahí que «todos los trámites previos que tienen que estar en marcha, lo estén», ha precisado.

En estas bases, «al igual que se ha hecho en todas las bases que tienen que ver con eventos en vía pública o masivos, se establece la cláusula Covid, en el sentido de que la celebración de este evento estará supeditada a la evolución de la pandemia y en el caso de celebrarse, se adoptarían todas las medidas y recomendaciones vigentes en ese momento por las autoridades competentes«, ha afirmado el edil.

Asimismo, ha dicho que «el Ayuntamiento pondrá en marcha cuantas iniciativas considere para mejorar la gestión y la organización del evento y fundamentalmente para el cumplimiento de la normativa de recomendaciones sanitarias que estén en vigor en el momento de la celebración».

Igualmente, «en el caso de que por motivos de seguridad sanitaria no fuese posible o aconsejable su celebración en el formato tradicional y el Consistorio, como medida de apoyo al sector, acordase la instalación de otro tipo de actividad, siempre será garantizando las medidas sanitarias y de seguridad en vigor», ha destacado.

En definitiva, Torrico ha indicado que «el Ayuntamiento se blinda ante la posibilidad o no de que se celebre la Feria de Nuestra Señora de la Salud y sobre todo se hace pensando en un colectivo importante, como es el de feriantes y atracciones», al que «desde el gobierno municipal ya se apoya, con la aprobación inicial de una rebaja del 20% en sus tasas en el proyecto de ordenanzas fiscales», ha defendido el concejal.

Además, ha señalado que «en las bases se establece que, al contrario que se hacía anteriormente que tenían que desembolsar toda la tasa antes de que empezara la feria, ahora sólo se les va a pedir un 10% de esa tasa cuando se inscriban para que se dé la autorización y solamente cuando acabe la feria, en el supuesto de celebrarse, tendría que abonar el 90% de la tasa restante». «Y en el caso de que no se celebrara la feria, se devolvería también el 10% de la tasa inicialmente pagada», ha aclarado.

Por otra parte, se han aprobado el patrocinio de la VII edición del Córdoba Califato Gourmet, que se celebrará a mediados de noviembre con «todas las medidas de seguridad», con un importe de 25.200 euros, así como la ampliación del convenio del Plan Integra con Sadeco y Servicios Sociales, «con 700.000 euros dirigidos a entre 60 y 70 personas para su integración en la vida laboral», ha declarado Albás.

Y se ha dado el visto bueno a la justificación de las subvenciones para que se pueda pagar a los taxistas con vehículos adaptados para personas con movilidad reducida por las convocatorias atrasadas desde 2017, por unos 10.000 euros.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.