Belén de Chocolate de Rute en 2020. - GALLEROS ARTESANOS

Javier Collado

Dobuss

El Belén de Chocolate que elaboran cada año los maestros pasteleros de la empresa Galleros Artesanos, con más de un siglo de tradición en la localidad cordobesa de Rute, se inspira este año especial en la Alsacia y confía en las visitas de particulares, a la vez que implanta por primera vez la visita virtual (‘http://360.miwebsocial.com/rute/belendechocolate/‘), teniendo en cuenta la situación provocada por la pandemia del coronavirus.

Según explica a Europa Press el gerente de la entidad y maestro pastelero, Jorge Garrido, las visitas se pueden ver «afectadas por la situación actual» y ante ello se han propuesto «acercar el Belén a las personas que no puedan visitarlo» con la opción virtual en la web, a la que también se accede por el enlace ‘www.gallerosartesanos.com/‘.

Al respecto, remarca que el objetivo es «llegar a todo el público en este año» marcado por la pandemia, de hecho también potencian la tienda ‘online’ para la venta de sus productos gastronómicos navideños, como mazapanes, chocolates, bombones, turrones y los exquisitos piononos de Rute, entre otros.

En relación con el Belén y las medidas que han tomado por el covid, cita el control de temperatura al entrar, la mascarilla obligatoria y la aplicación de gel hidroalcohólico en la entrada, mientras que durante la visita hay control de aforo, que está limitado al 75% en cada una de las distintas salas, y la distancia obligatoria entre personas.

El gerente explica que están recibiendo «muchas llamadas de particulares», preguntando sobre cuándo pueden visitarlo, pero no de grupos, entre los que se encontraban los de personas mayores, «que están parados en estos momentos», y los alumnos de colegios, donde «las actividades extraescolares se han suspendido todas», con lo que «la previsión de recibir autobuses este año es cero», lamenta Garrido, quien confía en las visitas de particulares, pero admite que la afluencia respecto al año pasado, con 100.000 visitas, «bajará mucho».

DE LA ALSACIA AL NORTE DE EUROPA

Sobre la temática, detalla que en la edición de 2020 el Belén de Chocolate está dedicado a la región histórica y cultural de la Alsacia y en él están representados esta famosa región francesa situada en el corazón de Europa y que abarca en su influencia a países como Alemania y Suiza.

«Cada calle y casa está construida representando la arquitectura típica de esta región, así como sus comercios y oficios más populares», según precisa el maestro pastelero, quien describe que en la parte central del Belén se ha construido el Castillo de Lichtenstein, situado en la llamada Selva Negra. «Éste es uno de sus castillos mas representativos, rodeado de un lago y de vegetación típica de la zona», resalta.

Asimismo, en un rincón del Belén de este año se podrá ver una zona nevada, con la que hacen su «pequeño homenaje» a las regiones más al norte de Europa.

Para el montaje del mismo, se han necesitado 1.500 kilos de chocolate de diferentes clases, negro, leche, blanco y chocolate de colores. Además del chocolate, se han utilizado unos 50 kilos de fondant para la elaboración de algunos de los pequeños detalles que se pueden apreciar.

En concreto, en el montaje han participado hasta siete personas, «cada una de ellas con una habilidad diferente para conseguir el mejor resultado», según elogia.

El período de apertura de exposición es desde el 9 de octubre de 2019 al 5 de enero de 2020 –ambos incluidos–, con horario de lunes a domingo de 10,00 a 14,00 horas y de 16,00 a 19,00 horas. Las instalaciones permanecerán cerradas los días 25 de diciembre y 1 de enero.

TRADICIÓN COFRADE

Además del Belén de Chocolate, y debido fundamentalmente, a la gran tradición cofrade de la familia de Galleros Artesanos, se puede encontrar la representación de Nuestro Padre Jesús Cautivo de Málaga en su trono, en chocolate y ‘glasa’; la imagen de la Virgen del Rocío, también en chocolate y ‘glasa’, y las imágenes de Sevilla Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de la Esperanza Macarena.

Igualmente, cuentan con esculturas a tamaño real en chocolate macizo de la Familia Real española, la artista Rocío Jurado y el Papa Francisco, entre otras, todo ello en distintas salas también abiertas al público.

En la empresa aledaña de Productos Garrido, ligada a Galleros Artesanos, disponen del tradicional Museo del Turrón y Mazapán, en el que se puede encontrar maquinaría antiquísima utilizada para la elaboración de turrones y mantecados, con los procesos de fabricación de antaño, así como un espacio dedicado a cada especialidad, con especial mención al turrón.

Y este año como novedad para visitar han realizado una réplica de la Virgen de la Cabeza de Andújar (Jaén), con chocolate y merengue, con un metro de altura y que han tardado en elaborar «un par de meses», comenta Garrido.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.