¿Quieres cambiar tu vida? Mira dentro de ti

Javier Collado

Dobuss

Somos constante cambio y evolución.

En ocasiones queremos que las cosas mejoren y le echamos la culpa a las circunstancias, y ojo, a veces es así. Pero otras muchas somos nosotros quienes tenemos el verdadero potencial de cambio, de salir del estancamiento. Incluso en un contexto muy desfavorable, siempre hay algo que está en nuestra mano para poder sobrevivir.

Y, como todo cambio o “reforma” que se precie, es necesario echar un vistazo, observar, hacer como una especie de balance. A veces hay que parar y sentarse con uno mismo, hablarse con la verdad y dejar de mentirnos…Y la verdad duele.

¿Qué puedo mejorar? ¿Qué deseo mantener? ¿De qué tengo que deshacerme? ¿Qué no me hace falta? ¿Qué me perjudica?

Se trata de un proceso que, aunque a veces sea doloroso por el malestar, el esfuerzo y la paciencia que requiere, merecerá la pena si te permite avanzar.

Si os encontráis con esta necesidad y no sabéis por dónde comenzar, me gustaría ofreceros una serie de pautas que os pueden ayudar a llevar dicho proceso con la mayor serenidad posible…

1. Hazte con una libreta, anota las preguntas que he mencionado líneas más arriba y contéstalas con la mayor sinceridad posible. No tiene que ser algo rápido. Tómate tu tiempo, estamos hablando de algo importante para ti. Puede llevarte incluso días.

2. Compórtate como esa persona que quieres llegar a ser en todo lo que hagas, sin excepciones. Por ejemplo, si me comporto como alguien cercano y cariñoso, lo soy (en el trabajo, con la familia, con los amigos, en pareja, en la calle, con la persona que me cae mal). Cuenta con que habrá momentos que te costará más llevar a cabo esas actitudes, así que pregúntate ¿qué me puede ayudar a seguir comportándome como deseo en esos momentos difíciles? (por ejemplo si la conducta es “sonreír” hacerlo incluso a alguien que me desagrada). Anótalo en tu libreta.

3. Hacer solo aquello que te Apasione: Resulta raro decir eso en los tiempos que corren, donde las obligaciones y el “debería” están en el pódium. No quiero decir con ello que se abandonen las responsabilidades, pero tómatelo como algo temporal para conseguir un bien mayor. Por ejemplo: si quieres ser psicólogo o dentista no te quedará otra que invertir tiempo en estudiar…

4. Ayudar: Dar sin esperar nada y de verdad, simplemente por el hecho de hacer bien.

5. Marca tus Límites: Para tener el máximo autocontrol en las decisiones que tomes, es necesario saber qué “Sí estás [email protected] a” y qué “No estás [email protected] a”. De nuevo anótalo en tu libreta. Ello está relacionado con tus valores, con la persona que quieres ser, con tus principios. El cambio tiene que ser fiel a ti [email protected]

6. Aprender de cada Error: Equivocarse forma parte del proceso. Mira qué es eso que te ha hecho tropezar y aprende a esquivarlo todas las veces que sean necesarias.

Y súper importante: Si necesitas ayuda en el proceso porque hay algo que se te escapa… ¡Pídela! En ocasiones no podemos con todo…

Con amor, Rocío LH.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.