Javier Collado

Dobuss

La empresa Lances de Futuro, que gestiona la plaza de toros de Córdoba capital, ha dado a conocer este jueves el plan de contigencia frente al Covid-19 para la corrida del 12 de octubre.

Según informa la entidad en una nota, «la Junta ha dado el visto bueno a este plan tras realizar técnicos de la Delegación del Gobierno andaluz una visita a la plaza de toros este miércoles y comprobar que todas las medidas son las correctas y apropiadas para este evento».

Este plan ha sido realizado por la propia empresa y en él se recogen las pautas que se van a llevar a cabo, como la apertura de las puertas dos horas antes del inicio del festejo, se tomará la temperatura y se dispensará gel hidroalcohólico en los accesos, se dispondrá de test rápidos, entre otras.

Las localidades que no cumplen con los criterios de distanciamiento físico establecido han sido inhabilitadas debidamente y para su correcta identificación se han colocado, en los respaldos de las butacas, pegatinas con la leyenda ‘prohibido el uso’. Además, no se prestará servicio de bares para evitar aglomeraciones e incumplimientos de la distancia de seguridad.