Centro Penitenciario de Alcolea. - Europa Press

Javier Collado

Dobuss

El Juzgado de Instrucción número 5 de Córdoba, en funciones de guardia, ha ordenado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza a petición de la Fiscalía, que ha calificado los hechos como delito de tentativa de homicidio, para el hombre que este miércoles apuñaló a un trabajador social y actual coordinador del comedor social de Los Trinitarios, según han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Al respecto, el varón ha pasado a lo largo de la mañana a disposición de la autoridad judicial tras ser detenido después de los hechos por la Policía Nacional según han informado fuentes de la investigación, que han apuntado que el incidente presuntamente se inició tras tener prohibida la entrada en el comedor social, momento en el que «se puso agresivo y empezó con los navajazos», con hasta «dos o tres» puñaladas que recibió el empleado.

En este caso, la Fundación Prolibertas ha expresado que este miércoles el actual coordinador del comedor social de Los Trinitarios sufrió «una lamentable agresión mientras realizaba el reparto de comida a las personas usuarias del servicio» por parte de un varón, de nacionalidad española y residente en Córdoba, que «no es un usuario habitual del comedor, de hecho, sólo ha acudido al mismo cinco veces en los cuatro últimos años».

Según ha expuesto la entidad en una nota, «actualmente tenía denegada la entrada a nuestro recurso, por diversos motivos, entre ellos otra actuación violenta». La agresión se produjo en el centro social ‘Casa Libertad’ de la calle Sagunto, donde, desde el inicio de la pandemia por el coronavirus, la fundación realiza el reparto de alimentos a las personas que los necesitan.

Como resultado de la agresión con arma blanca sufrida por el compañero, éste tuvo que ser atendido, en un primer momento por el personal de Prolibertas y por las personas usuarias que, «en todo momento, prestaron una gran colaboración».

Posteriormente y una vez avisados los servicios de emergencias, fue trasladado en ambulancia al Hospital Reina Sofía de la capital, donde actualmente se encuentra en observación, en planta. Afortunadamente, las heridas ocasionadas no le han provocado daños de gravedad y esperan que en las próximas horas pueda recibir el alta, según han transmitido desde la entidad.

HAY «MAYOR PRESIÓN» ASISTENCIAL

A raíz de estos hechos, desde Prolibertas han lamentado y rechazado «enérgicamente la violenta agresión sufrida» por el empleado, a quien muestran, así como a su familia, «todo el apoyo y cercanía en estos difíciles momentos».

«Estamos viviendo tiempos especialmente difíciles debido a la crisis sociosanitaria, lo que está produciendo una gran demanda de ayuda asistencial en nuestra entidad y en otras muchas entidades sociales», ha agregado, para indicar que «la situación de vulnerabilidad de cientos de personas y familias produce una enorme frustración, lo cual se traduce en una mayor presión asistencial en las entidades en primera línea y con las puertas abiertas».

En este sentido, han solicitado «un mayor apoyo y compromiso por parte de las administraciones públicas y de la sociedad en general», al tiempo que han apuntado que «el agresor no es, en absoluto, representativo de las personas usuarias de nuestros recursos, el comedor social y centro de día, a las cuales agradecemos su actuación en ayuda del compañero agredido y su interés en todo momento».

Igualmente, han agradecido al Cuerpo Nacional de Policía y a los servicios de emergencia «su rápida actuación», además de «las numerosas muestras de apoyo recibidas de la sociedad cordobesa».

Entretanto, han ratificado «el compromiso» de la Fundación Prolibertas, de la Familia Trinitaria y del personal contratado y voluntariado, «con las personas más desprotegidas y vulnerables de la sociedad».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.