Carril-bici de Córdoba.

Javier Collado

Dobuss

El delegado de Presidencia, Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico, ha presentado este martes el borrador de la ordenanza municipal de circulación, seguridad vial, movilidad sostenible y accesible, coincidiendo con la celebración del Día Mundial Sin Coches, y en la que se recoge la propuesta de prohibición de circulación de bicicletas y patinetes eléctricos por zonas peatonales y aceras, porque «podrían provocar situaciones de riesgo». El objetivo es que entre en vigor a principios de 2021.

En una rueda de prensa, el edil ha explicado que «hoy es el inicio de un proceso de una regulación, que es muy compleja», pero que «no acaba aquí, porque es un proceso de consenso, diálogo, mucho trabajo y que sea lo máximo participado posible», de modo que esta jornada presenta un borrador al que le «falta por concretar para que sea fruto del consenso».

Así, ha detallado que en unos días se iniciará el proceso de diálogo con todos los agentes afectados, como vecinos, comerciantes, transportistas, taxis, transporte público, asociaciones de patinetes, de ciclistas y peatones, «todos los que tengan algo que decir en el ámbito de la movilidad», de tal forma que «se enriquezca el texto», ha subrayado, de cara a «una movilidad sostenible, segura, saludable y conectada».

Mientras, ha precisado que para contar con el borrador «habría que haber esperado a que la Dirección General de Tráfico y el Ministerio de Transportes sacarán el nuevo reglamento general de circulación, que llevan anunciando dos años, pero que todavía no se conoce», a lo que ha agregado que en el caso municipal «no se podía esperar más», porque «hay que empezar el proceso de la aprobación de una nueva ordenanza de movilidad en la ciudad», si bien «puede estar muy condicionada a la regulación del nuevo reglamento general».

En relación con las novedades, Torrico ha apuntado a un decálogo, como «pilares de esta ordenanza», en el que se recoge la creación de la mesa de la movilidad, que «se ha prometido muchas veces, pero nunca ha llegado a crearse»; «el respeto y prioridad del peatón», de modo que «el resto de movilidad de los vehículos gira en torno a que el peatón sea el protagonista en una ciudad cómoda y amable».

También, ha citado «el concepto de los espacios compartidos entre distintos tipos de vehículos, peatones y bicicletas», donde se cuenta con «la limitación a diez kilómetros por hora, fundamentalmente en calles del casco histórico»; las calles a 20 kilómetros por hora, que «son las residenciales», y las ciclocalles limitadas a 30 kilómetros por hora.

Asimismo, se incluye «un capítulo específico destinado a la movilidad de las personas con movilidad reducida, discapacitados y personas que tienen más dificultades para moverse por la ciudad»; mientras que para las bicicletas y sus nuevos modelos, «se prohibirá su circulación tanto por aceras, como por zonas peatonales», de manera que «si la prioridad es el peatón, la acera es para el peatón y no para las bicicletas», ha aclarado el concejal.

Igualmente, el delegado de Movilidad ha concretado que «los pasos de peatones son de peatones», por lo que «un ciclista que pase por un paso de peatones para tener prioridad deberá bajarse de la bicicleta».

VEHÍCULOS DE MOVILIDAD PERSONAL

Por otra parte, se regulan los vehículos de movilidad personal, «todos los vehículos homologados que figuran en una relación aprobada por la Dirección General de Tráfico», como los patinetes eléctricos, los monopatines eléctrico y monociclos, entre otros, que contarán con «las mismas limitaciones» que las bicicletas, que «no podrán circular ni por zonas peatonales, ni por aceras», al tiempo que «pueden circular por todas las demás vías, con la limitación de 25 kilómetros por hora».

En este caso, ha apuntado que han optado por «limitar la velocidad, no la potencia, porque la potencia en un momento dado puede aplicarse para subir alguna cuesta o algún otro tipo de calle más complicada».

De otro lado, se regulan el resto de vehículos sin motor, como los patines, patinetes y monopatines, que se contemplan las vías por las que pueden circular, de manera que «al no tener motor sí se puede circular por aceras y zonas peatonales, respetando tanto la distancia de seguridad con los peatones, como la velocidad de los mismos peatones».

Las velocidades en vía pública se fijan de forma general en 50 kilómetros por horas para las calles con dos carriles o más por sentido; en 30 kilómetros por hora para las calle con un único carril o sólo un único carril por sentido, y a 20 kilómetros por hora en las vías de plataforma única, «que se están imponiendo fundamentalmente en el casco histórico», ha comentado.

Además, se regulan los transportes especiales, como caballos, coches de caballos, transporte fúnebre, trasporte colectivo y autoescuelas, entre otros, al tiempo que «no se regula la circulación de los vehículos de VTC, a expensas de la regulación de la Junta de Andalucía».

Y, según ha agregado, «ya se fijará en sintonía con el entorno de ciudades de tamaño similar al de Córdoba o de una regulación parecida el cuadro de infracciones, que es la aplicación en cuantía económica y, en su caso, en puntos de las infracciones que se regulan».

APARCAMIENTO DE BICICLETAS

Sobre el aparcamiento de bicicletas, el delegado de Movilidad ha afirmado que «está prohibido estacionarlas atadas o sujetas a los árboles, semáforos, bancos, papeleras o similares», de modo que se hará «en los espacios específicamente señalizados y reservados al efecto, dotados de aparcabicis».

Y cuando a menos de cien metros no existan dichos espacios, «se podrá estacionar sobre aceras, andenes o paseos con una anchura de tres metros, junto a vallas o farolas, durante un plazo máximo de 24 horas en el mismo sitio, siempre que no impida el paso de los peatones y no se estacione sobre pavimentos podotáctiles». Ante ello, ha admitido que habrá que hacer «un esfuerzo» en el sentido de construir más espacios para estacionar bicicletas.

Respecto al uso del casco, el concejal ha indicado que «no está contemplada la obligatoriedad para los mayores de 15 años que usen bicicleta o patinete, pero sí para el uso por menores de 15 años», que tiene que ser con «unas condiciones especiales reguladas en la ordenanza».

Entretanto, Torrico ha informado de que «una vez que se consensúe el texto lo más participado posible, se remitirá tanto a la asesoría jurídica del Ayuntamiento, como al Consejo Social para que informen», con el objetivo de que «la ordenanza se apruebe inicialmente antes de que acabe este año y que en los primeros meses de 2021 pueda ya entrar en vigor».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.