Una niña se lava las manos con hidrogel, mientras lleva mascarilla.- Archivo

Javier Collado

Dobuss

Un estudio realizado por el hospital Vall d’Hebron de Barcelona concluye que la transmisión del coronavirus de niños a los adultos con los que conviven es baja, ya que solo el 3,4% de los pacientes infantiles estudiados fueron transmisores en el núcleo familiar. Según los expertos que han realizado dicho estudio, este tenía dos objetivos: definir las características clínicas de los niños con Covid y su capacidad de transmisión dentro de los domicilios.

En cuanto a la capacidad de transmisión, el estudio revela que de las 89 familias estudiadas, solo 3 niños han sido los que han generado la transmisión intrafamiliar, siendo dos de ellos de 17 años de edad. En un total de 36 familias no se ha podido definir el patrón de transmisión y en otro medio centenar, en las que varios miembros contrajeron el virus, se ha identificado a otro miembro o a alguien fuera del entorno familiar con PCR positiva como posible transmisor.

Este estudio se ha llevado a cabo con el fin de «ayudar a tomar decisiones» de cara a la vuelta al cole, según informan los expertos. En cuanto a las características clínicas de los pacientes pediátricos, en su mayoría han mostrado cuadros leves con muy buena evolución, aunque sus manifestaciones clínicas «son más inespecíficas que las del adulto», apuntan los expertos, lo que «puede dificultar el diagnóstico».

En estos pacientes menores de edad, la fiebre y la tos aparece entre el 59 y 49% de los casos, y la pérdida de sabor y olfato solo en el 13%, mientras que la fatiga se sitúa en el 40,5%.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.