José María Bellido y Salvador Fuentes en las obras del tramo municipal de la Ronda Norte. - AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

Javier Collado

Dobuss

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, y el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes, han visitado este jueves las obras del tramo municipal de la Ronda Norte, que se prevé culminar en el primer trimestre de 2021, mientras que a partir de septiembre se definirá «en consenso» con los vecinos el tramo autonómico.

En declaraciones a los periodistas, el regidor ha valorado que «la reactivación económica de Córdoba pasa también de forma muy importante por la reactivación de la inversión, como se hace aquí», en una actuación de 2,4 kilómetros de longitud, «que sigue a muy buen ritmo, pese al parón por el confinamiento y de algunos condicionantes técnicos».

Al respecto, ha destacado que «es un proyecto de inversión de 6,7 millones de euros, que además de resolver un problema histórico de la ciudad en la movilidad, sobre todo cuando esté culminado el tramo autonómico, supone movilizar esa cantidad para generación de empleo y reactivación económica».

En este sentido, ha precisado que este miércoles han comenzado las labores de asfaltado en segunda capa del tramo que va desde la avenida de Madres Escolapias hasta la parte trasera de la fábrica de Cementos Cosmos.

Según ha expuesto, «para el gobierno local y el autonómico, la Ronda Norte es un compromiso con la ciudad y seguramente sea la actuación inversora más importante que va a tener la ciudad en las últimas décadas».

Al hilo de ello, Bellido ha informado de que «en la primera quincena de septiembre, una vez que la ciudad haya retomado su actividad normal y estén presentes todos los órgano de participación ciudadana, se van a retomar las negociaciones y el contacto con el Consejo del Movimiento Ciudadano y con los consejos de Distrito Norte y Noroeste, que son los afectados por el proyecto autonómico, para terminar de definir el proyecto definitivo de la Ronda Norte».

Así, confía en que «sea un tramo amable con la ciudad, que no genere nuevas barreras, separándolo lo más posible en todos los tramos de las viviendas ya existentes, incluyendo medidas paliativas del ruido para que tampoco afecte a los vecinos y que no sea tanto una ronda, sino que tenga una consideración de vía urbana, con limitaciones de velocidad a 50, con semáforos y pasos de peatones», además de contar con zonas verdes.

Entretanto, el alcalde ha subrayado que «la ronda completa el sistema de anillo viario de la ciudad, algo que tienen todas las ciudades del entorno y que era una deuda histórica con Córdoba», a lo que ha agregado que «tiene una importancia para la logística, la movilidad y toda la ciudad».

En relación a los condicionantes técnicos referidos, el regidor ha apuntado que mantienen conversaciones con Endesa, «porque hay algunos cruces del trazado de la ronda con líneas de alta tensión», por lo que están pendientes del proyecto de modificación de esas líneas.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.