Personal sanitario en un hospital realiza test PCR a conductores de vehículos, en una imagen de archivo. - Javi Colmenero - Europa Press - Archivo

Javier Collado

Dobuss

El Ayuntamiento de Montalbán (Córdoba) ha informado de que este martes las autoridades sanitarias han confirmado ocho nuevos positivos en coronavirus en la localidad, que ya alcanza los 60 casos en Covid-19 desde el día 12 de agosto hasta esta jornada, una multiplicación de casos que ha llevado a los habitantes de esta población, unos 4.400, a autoconfinarse en sus viviendas y la mayor parte de negocios han cerrado sus puertas.

En una nota, el Consistorio ha destacado que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) continúa con las labores de rastreo entre las personas que hayan tenido contacto con casos positivos confirmados, a la vez que se refuerzan con más personal sanitario y administrativo para llevar a cabo estas labores de rastreo.

Desde el Ayuntamiento han recordado que es «muy importante» que ante cualquier malestar o algún síntoma relacionado con el Covid-19, los ciudadanos se pongan en contacto con Salud Responde en el número de teléfono 900400061.

Según ha transmitido el fin de semana el Ayuntamiento, «se ruega guardar cuarentena en los domicilios, por respeto y prudencia que el momento requiere, aunque sea de resultado negativo en el test realizado, tal y como exigen las autoridades sanitarias», a la vez que «desde el Consistorio se seguirán tomando medidas preventivas, vigilancia y protección a la población, para cumplimiento de las normas que desde la Junta de Andalucía se establece».

En este sentido, los vecinos han optado por autoconfinarse para cortar la cadena de contagios, si bien el alcalde, Miguel Ruz, ha asegurado que no se trata de un ruego para todo el municipio y que la decisión de autoconfinarse ha sido tomada por los propios vecinos «por autoresponsabilidad».

No obstante, el regidor ha alabado esta decisión después de confirmarse 45 positivos por coronavirus en cuestión de unos días para frenar la expansión del brote, al tiempo que espera que sigan subiendo en las próximas jornadas los positivos. Mientras, los bares y restaurantes han optado por cerrar y las calles se mantienen prácticamente desiertas.

En palabras del alcalde, la situación es «fruto de la relajación», porque coincidiendo con las fiestas patronales en honor a Nuestro Padre Jesús del Calvario, del 6 al 9 de agosto, y a pesar de que se habían suspendido las celebraciones oficiales con semanas de antelación, «el pueblo masivamente salió».