Pajarera del Parque Zoologico de Córdoba

Javier Collado

Dobuss

El zoológico de Córdoba ha recibido un total de 1.399 visitantes en el primer mes desde su reapertura después del fin del estado de alarma. Se trata de un descenso respecto al mes de julio de 2019, cuando el parque recibió la visita de 2.585 personas, si bien hay que tener en cuenta que la reapertura de 2020 se ha realizado el 10 de julio.

Así lo destacan desde el Ayuntamiento, al tiempo que precisan sobre el perfil del visitante que han sido 712 jóvenes y menores y 687 adultos los que han visitado las instalaciones durante este último mes.

El horario de apertura ha sido de martes a domingo, de 9,30 horas a 14,00 horas. Durante este mes de agosto permanece cerrado, como cada año, para reabrir de nuevo en septiembre.

El recinto se ha adaptado a las nuevas normas sanitarias y medidas de seguridad por el covid-19. Así, el público que ha visitado el centro lo ha hecho con mascarilla obligatoria y respetando la distancia de seguridad, disfrutando de los más de 500 animales de un centenar de especies distintas que habitan en estas instalaciones. En el caso de los grupos, no han sobrepasado las 25 personas a la hora de acceder al parque.

Además, se han instalado dispensadores de gel hidroalcohólico por todo el recinto y se han sustituido los folletos y mapas de papel por códigos ‘QR’ para el móvil.

Al respecto, el teniente de alcalde delegado de Infraestructuras, Sostenibilidad y Medio Ambiente, David Dorado (Cs), agradece nuevamente al director del zoológico, Antonio Torrecilla, y a todo su equipo, «el gran trabajo realizado durante el confinamiento y en su reapertura, que se ha desarrollado sin incidencias, y ofreciendo a los cordobeses un lugar de desconexión, relajación y de conexión con el medio ambiente, en esta difícil época de pandemia».

Mejoras y nacimientos

Cabe resaltar que durante el mes de julio se han realizado mejoras en materia de accesibilidad, al tiempo que se han sustituido las puertas de los aseos públicos y se han incluido dos accesos nuevos en el recorrido ya existente.

También, se han realizado mejoras en las instalaciones de rapaces, tales como la sustitución del sustrato de las instalaciones, nueva pintura en todo el recinto y cambio del vallado de madera.

Durante el confinamiento por el coronavirus se ha registrado un aumento de la población animal en el zoo, de manera que han nacido en los últimos meses en el recinto ejemplares de diversas especies, en concreto de «gallineta, cigüeña blanca, búho real, cabra montesa, cisne blanco, gamo o muflón», entre otras, según explicó Dorado en su momento.

A juicio de Dorado, «esto es una muestra más» de que en el Zoo «los cuidados son exahustivos, y de que los animales están en unas maravillosas condiciones». Además, hay que tener en cuenta que, «en muchos de estos casos, los animales que nacen» en el zoo «luego se sueltan» en su hábitat, «a través de un proceso muy elaborado», para «devolverlos a la naturaleza en libertad».