Imagen de la zona del Arenal.

Javier Collado

Aquasierra

Dobuss

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha declarado que la prohibición de la Junta de Andalucía a los botellones como medida de protección de la salud pública, para evitar nuevos contagios y brotes de coronavirus es una «medida es específica» que afecta al consumo de alcohol en la calle y «no hay intención» de prohibir otro tipo de actividades como pueden ser los peroles.

En rueda de prensa, Bellido, que mantuvo el pasado lunes un encuentro con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el resto de alcaldes de las capitales andaluzas, ha resaltado que el botellón es una actividad que en Córdoba «lleva prohibida muchos años» por motivos como «el descanso de los vecinos» y «la salud de los más jóvenes», a los que ahora se suma que «puede ser un motivo de foco y de rebrote».

«No hay intención en esa normativa de prohibir otro tipo de actividades», ha aclarado el alcalde cordobés, quien ha detallado que, en cualquier caso, van a «examinarla con la Junta Andalucía, desde la delegación de Seguridad ya se está haciendo», porque «no es comparable» con hacer «un perol en el campo con los amigos, que nunca ha estado prohibido, aunque aquí se hagan de noche en El Arenal por las temperaturas«.

En este sentido, Bellido ha puesto de manifiesto que un perol «no puede convertirse en un botellón encubierto» y ha subrayado que «la actividad tradicional se tiene que permitir», mostrándose «seguro» de que «lo vamos a hacer con la Junta Andalucía bien trabajado».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.