Imagen de archivo de una discoteca.

Javier Collado

Dobuss

El Gobierno andaluz ha aprobado las medidas encaminadas a evitar brotes de coronavirus relacionados con los locales de ocio nocturno. Entre ellas se encuentran la obligación de llevar un registro de asistentes por parte de las discotecas y establecimientos, con el fin de que puedan ser localizados en caso de algún positivo, así como la reducción de los aforos en el interior de los locales del 75 al 60%. Del mismo modo, estará prohibido consumir en la barra de las discotecas, por lo que los asistentes deberán estar sentados en mesas, que también verán reducida su capacidad, de 25 a 12 personas como máximo, medida también aplicable a los restaurantes.

El consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, ha anunciado que la próxima semana será aprobado el régimen sancionados a aplicar en el caso de que no se cumplan estas normas por parte de usuarios o establecimiento. Así, ha apuntado que la Administración autonómica ha adoptado estas nuevas medidas tras una segunda evaluación de la situación de la pandemia en la comunidad, conscientes de que el ocio nocturno «es una de las principales puertas de contagio».

En cuanto al registro de los asistentes, las discotecas deberán dar la opción de la cita previa a sus usuarios o bien registrar a la entrada del local los datos personales de cada una de las personas que acudan a su establecimiento. Asimismo, en el interior, no se podrá consumir ni adquirir las bebidas en la barra, sino que deberá ser en las mesas, cuyo aforo máximo será de 12 personas, siendo el mismo aforo que se establece para mesas en restaurantes, que antes contaban con un tope de 25 de comensales.

Del mismo modo, se ha puntualizado la decisión previa de prohibir de manera total los botellones en toda la comunidad, siendo «uno de los principales focos de contagio» y calificándolos de «actividad peligrosa e insalubre», se´gun la Ley de Salud Pública. Más concretamente, se prohíbe la participación en cualquier agrupación o reunión de carácter privado o no regulado de más de 15 personas, que tenga lugar en espacios públicos, ajenos a establecimientos de hostelería o similares en la vía pública y otros lugares de tránsito.