Javier Collado

Aquasierra

Dobuss

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Marifrán Carazo, se ha marcado como objetivo que las obras de la Ronda Norte de Córdoba se inicien en el año 2022, es decir, antes de que finalice la presente legislatura.

Carazo ha hecho este anuncio en el Parlamento andaluz, en respuesta a la pregunta planteada al respecto por parlamentario andaluz del PP por Córdoba Adolfo Molina, quien ha recordado que esta vía «es un proyecto de los anteriores gobiernos socialistas de la Junta desde hace casi 20 años», que fue presentado «hace 10 años por la entonces consejera Rosa Aguilar» pero, «de aquella promesa no tenemos nada, tan solo unos datos que presentaban un proyecto ingente con un coste de 220 millones de euros para tan solo 3,9 kilómetros de carretera del que nunca más se supo»,

A ello se ha referido también la consejera, quien ha dicho estar dispuesta a retomar una infraestructura, «prometida hace más de 24 años y que, a día de hoy, está todavía sin completar», mientras que ahora el nuevo Gobierno andaluz de PP y Cs «ha rescatado el proyecto del olvido», después de que se alcanzara un compromiso con el alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), para licitar la redacción del proyecto de la primera fase, la cual finalizará en el plazo máximo de 12 meses, por lo que el objetivo de la Junta «es que se inicien las obras en 2022».

La solución finalmente propuesta sería ejecutada en dos fases. El proyecto de esta primera fase de la Ronda Norte contará con una inversión estimada de 17,5 millones de euros y necesitará unos 20 meses de ejecución, según las estimaciones, si bien será el proyecto el que concrete todos los detalles con mayor rigor y precisión.

Mientras, la segunda fase contaría con un presupuesto de casi 80 millones, de modo que la suma de estas dos cuantías «dista mucho de los 220 millones de euros que presupuestaron los anteriores gobiernos», para la construcción de los 3,9 kilómetros de este tramo de la Ronda Norte.

Carazo ha indicado que el nuevo calendario de trabajo marcado por la Junta para la Ronda Norte nace fruto de la «estrecha colaboración» con el Ayuntamiento de Córdoba, con el que ha mantenido reuniones «para encontrar el mejor proyecto».

Con los responsables municipales se acordaron una serie de indicaciones, como no dividir en dos el parque de los Llanos de la Arruzafilla, no soterrar el canal del Guadalmellato y no afectar a las instalaciones deportivas de la Asomadilla. «Con estos criterios se licitó un estudio de viabilidad y se retomó el proyecto», según ha aclarado.

En la primera fase se incluye un trazado que discurrirá en superficie por la Avenida de la Arruzafilla, la remodelación de la glorieta Santa Beatriz, la mejora de la intersección de la Avenida del Brillante con la calle Poeta Emilio Prados, la mejora del cruce de la Avenida del Brillante con la calle Escultor Fernández Márquez y el enlace de Trassierra. Mientras, la segunda fase será de nuevo trazado e irá en túnel en gran parte del recorrido hasta cerrar el anillo con la obra en ejecución del Ayuntamiento.

Por su parte, el parlamentario andaluz y presidente provincial del PP de Córdoba, Adolfo Molina, ha aplaudido el compromiso de la consejera de Fomento de licitar la redacción del proyecto de la primera fase de la Ronda Norte de Córdoba en este año, opinando que «esto sí es un proyecto riguroso, serio y ajustado a la realidad en el gasto y en los plazos», pues «lo que nos prometieron, tanto el PSOE, como IU, en el pasado, no pasaba de ser un camelo muy caro, que a la vista está que nunca se hizo realidad».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.