Una sanitaria le realiza un frotis bucal a un vecino. - Javi Colmenero - Europa Press

Javier Collado

Dobuss

Un total de 73 personas han dado positivo en Covid-19 en las 1.700 pruebas PCR que se han realizado en Córdoba capital tras la celebración el pasado viernes 10 de julio de una fiesta juvenil en una discoteca.

En la jornada de este domingo se han sumado 37 positivos, alcanzando así los 73 afectados, después de que se haya realizado la prueba de detección del Covid-19 a 1.000 personas que han manifestado haber asistido esa noche al centro de ocio.

Además, los profesionales sanitarios han realizado la mencionada prueba a 670 contactos estrechos de estas personas, según indica en un comunicado la delegada territorial de Salud y Familias, María Jesús Botella, quien ha querido agradecer el «enorme despliegue personal y profesional» que se ha llevado a cabo desde el pasado día 17 de julio en que se detectó el brote por Covid-19 en la provincia de Córdoba, reconociendo que se trata de un brote «especialmente complicado por los contactos estrechos», pero que «se ha podido gestionar en tiempo récord para tratar así de contener el virus en la provincia».

En este sentido, la delegada territorial y el director gerente del distrito sanitario Córdoba y Guadalquivir, José Manuel Rumbao, han hecho hincapié en «la gran profesionalidad de los agentes implicados tanto del distrito como del Hospital Universitario Reina Sofía que en tiempo récord y con la máxima eficacia y rapidez han hecho posible realizar 1.700 pruebas PCR hasta el momento, detectando a fecha de este domingo 73 casos positivos».

Además, «se han identificado 670 contactos estrechos de estas personas para poder aplicar de inmediato los protocolos sanitarios previstos y el aislamiento de todos ellos». En los centros hospitalarios privados de la capital cordobesa, Cruz Roja, San Juan de Dios y Quirón se han realizado un total de 83 PCR.

Por otro lado, se han llevado a cabo en torno a 1.000 pruebas PCR a aquellas personas que han referido haber asistido esa noche al centro de ocio. La Junta ha insistido en «la obligación de mantener las medidas preventivas y el aislamiento el tiempo indicado, independientemente del resultado de la prueba».

Desde el pasado día 17 de julio, el Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir en coordinación estrecha con el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba han logrado «localizar a la totalidad de las personas que coincidieron en un local de ocio nocturno de la capital cordobesa, hacer el estudio de contactos estrechos, citarlos para las pruebas PCR y aislarlos con el objetivo de controlar el brote y contener el virus».

María Jesús Botella ha señalado que «he podido comprobar ‘in situ’ el valor de los recursos humanos y profesionales con los que cuenta el SAS y la delegación territorial, la enorme disponibilidad para trabajar todo el fin de semana y el compromiso con la salud pública de celadores conductores, técnicos de distrito, auxiliares, enfermeros, médicos, el personal del Servicio de Urgencia de Atención Primaria (SUAP) y del Autocovid; los enfermeros trazadores de contactos; los directores y coordinadores de los centros de Salud, el personal A4 del Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir, preventivistas del Hospital Reina Sofía, laboratorio de Microbiología de este centro, todo ello coordinado por el equipo directivo del distrito Córdoba y Guadalquivir en estrecha comunicación con el Hospital Universitario Reina Sofía».

Por último, la delegada ha apelado a la responsabilidad de todos «instituciones y ciudadanía en el control de este virus porque es asunto de todos y porque la responsabilidad individual de cada uno sumada con la de todos es la mejor arma para contener el coronavirus y evitar situaciones no deseables».