Veladores en la Ribera.- Córdoba Digital

Javier Collado

Dobuss

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado un decreto ley por el que se autoriza a los ayuntamientos, de forma temporal y durante la alerta sanitaria, a ampliar hasta las 3 de la mañana el horario máximo de cierre de los bares y restaurantes. Esta medida se incluye dentro de una normal para la reactivación del sector de la hostelería ante la situación generada por el Covid-19.

Este decreto ley también permite un aforo máximo del 50% en los establecimientos para el consumo dentro del local, salvo discotecas y bares nocturnos, que aún permanecen cerrados. De este modo, el Gobierno central ha dejado en mano de las comunidades el decidir el aforo de estos locales entre un 40 y un 50% en la fase 2, optando Andalucía por el máximo permitido con el fin de «favorecer al sector», según ha explicado Elías Bendodo, consejero de la Presidencia, en una rueda de prensa. Además, este decreto también recoge una autorización en el cumplimiento de los objetivos de calidad acústica en las áreas de sensibilidad habilitada para la instalación de terrazas y veladores en la vía pública y en espacios abiertos de locales de hostelería y ocio. Por ello, se delimita el alcance del cumplimiento de los objetivos de calidad acústica en el interior de los locales, lo que facilitará a los operadores y  municipio la aplicación de este precepto, sin menoscabo al derecho al descanso de la ciudadanía.

Actuaciones en directo

De este modo, para el desarrollo de actuaciones en directo dentro de los establecimientos, como actividad complementaria, se han delimitado los niveles mínimos de aislamiento acústico exigidos para facilitar el desarrollo de dichas actuaciones sin afectar al descanso de los residentes de la zona. Así, en aquellos locales con equipos cuyos niveles de emisión pudieran dar lugar a la superación de los límites admisibles o cuando se usen sistemas de amplificación para actuaciones en directo, será obligatoria la instalación de un limitador acústico que permita el cumplimiento de dichos límites.

En otro orden de cosas, el Gobierno también permitirá el aumento de 12 a 24 días del del año natural de la cantidad de espectáculos públicos o actividades recreativas a celebrar en un local, previa autorización municipal, sin perjuicio del cumplimiento de la normativa técnica de seguridad y medioambiental correspondiente.

Según la Junta, estas modificaciones contribuirán de manera favorable en la dinamización del sector de la hostelería, así como en la creación de empleo y la recuperación económica.