Matraca, el nuevo local de la matriarca del Power y Periko Ortega abrirá el 4 de junio.- Archivo

Javier Collado

Aquasierra

Dobuss

Periko Ortega y Mamen, la matriarca del Power.- Archivo

‘Dar matraca’, de toda la vida, se ha usado para hacer referencia a algo que hace ruido. Algo que también hará el nuevo templo de Periko Ortega, ‘Matraca Bistró’. Pero este proyecto, en realidad, tiene nombre de mujer y más concretamente de Carmen Mesas, ‘Mamen’, la matriarca del Power. «El nombre tiene una larga historia, porque teníamos pensado que este sería el bar de la jefa. Mamen es súper discreta, humilde, no quiere salir en ningún sitio, destacar por nada, y no quería que el bar, nuestro bistró, se llamara como nada que aludiera a su nombre. Al final cogimos la palabra ‘matriarca’ y jugamos con ella hasta que dimos con palabra ‘matraca’, que usamos muchísimo en ReComiendo», nos cuenta Periko Ortega, que se manifiesta «muy ilusionado y contento» tanto con el nombre como con el proyecto conjunto con «la jefa», como llama a Mamen.

 

Detalle de Matraca.

Pero esta idea de Matraca no es nueva, no. Tanto Periko como Mamen llevaban años dándole vueltas, más concretamente, desde el comienzo de ReComiendo. «Cuando abrimos ReComiendo y partimos con la idea de hacer un restaurante democratizando la alta cocina, siempre quisimos tener un bar de vinos», cuenta el chef, «siempre habíamos echado de menos en Córdoba una oferta de algún lugar donde realmente querer ir con una oferta de vinos amplia y una carta moderna, divertida y atractiva», por eso, ReComiendo empezó siendo ‘food&wines’ y Matraca Bistró sigue esa línea. «Lo llamamos bistró, una palabra francesa que nos gusta, porque alude a un buen bar donde compartir, beber buenos vinos y tomar buenas viandas». Y la idea de este apasionante y nuevo proyecto de Periko y Mamen es esa, un bar de vinos con una cocina que ya no es canalla sino «granuja», un adjetivo mucho más andaluz, con una carta «divertida, golosa, cachonda y suculenta», matiza el chef. «Hemos sido hedonista y hemos pensado en el bar que nos gustaría disfrutar a nosotros», no hay más que añadir a eso.

De «canalla» a «granuja», con alegorías a Córdoba

Detalles de la señalética de los baños de Matraca con un luchador mejicano con sombrero cordobés y tatuaje old style de la chiquita piconera-

En este local «granuja», ubicado en la calle Isla Alegranza, los clientes se van a encontrar «mucho power», un local cálido, pero a la vez con un diseño actual, muy urbano y cómodo, cargado de alegorías a la Córdoba más moderna y a la actual. Tatuajes ‘old style’ de la torre de la Mezquita o de la chiquita piconera, un tomate llorando como alegoría al salmorejo cordobés, o un luchador mejicano con sobre cordobés como señalética para el baño de hombres. Más canalla, imposible, y cordobés que no falte. El contrapunto de Matraca vendrá marcado por ser un bar presidido absolutamente por la gastronomía y el vino, que

Alegoría al salmorejo cordobés en Matraca.

será el gran protagonista con una vinoteca enorme en su interior con botellas a la vista donde el comensal podrá verlas y elegir. En cuanto a su gastronomía, en ReComiendo el chef juega con los recuerdos y estos tomarán un papel muy importante en la carta de Matraca, donde se podrán degustar clásicos del restaurante con más power de Córdoba, como por ejemplo los originarios filipones de foie o los cogollos con ponzu. Además, un adelante, ¿alguna vez habías querido probar las mejores patatas bravas del mundo? Pues en Matraca Bistró, podrás. «Tendremos una selección muy chula de platos, pensando en aquellos con los que nos gustaría tomar un par de copas de vinos».

Croquetas granujas de iberian pulled pork.- Matraca

Pero es verdad que aunque este proyecto cuenta ya con varios años de maduración en la cabeza del chef y de la matriarca, se han tenido que adaptar a las nuevas circunstancias de manera obligada. «Matraca iba a ser un concepto de bistró al uso, con lo cual, en un principio en la ‘era pre-Covid’, pensábamos no hacer ni siquiera reservas, funcionar como muchos bares y restaurantes a los que vas llegando y vas pidiendo mesa. Al pasar todo esto, evidentemente no podemos funcionar así, por lo que le funcionamiento será con reserva en primera instancia, hasta que todo vuelva a la normalidad», señala Periko. Así que, a partir del 4 de junio, para poder disfrutar de este nuevo concepto de cocina y bistró que nos trae el chef con más power del mundo, se necesitará hacer reservas telefónicas en el número 957 098 237. Además, el local contará con una foro interior para 15 o 17 comensales y seis mesas fuera en la terraza, de la cual han obtenido el permiso de la Gerencia Urbanismo para ampliar el plano de veladores. «Lo que sí vamos a hacer es doble turno de reserva, una reserva a 13.30 y segundo turno 15.00 y de noche a las 20.30 y a las 22.00, para compensar así la reducción de aforo».

¿Y qué decir de su imagen corporativa? «Los chicos de la agencia BeBrand llevan mucho tiempo trabajando con nosotros y me tienen el rollo absolutamente cogido, cuatro frases y sacan la linea que quiero. Son clientes y amigos», así Matraca nos presenta una imagen «muy Periko y muy Mamen», en definitiva, «muy power».

El 28 de mayo, regresa el «power»

En cuanto a la reapertura de ReComiendo, el chef adelanta que será el próximo 28 de mayo cuando la maquinaria comenzará a rodar de nuevo. «Trabajamos en mejorar lo que teníamos y en esta ocasión para probar más y pensar, y hemos diseñado un menú para que merezca la pena volver a recordar lo que era ReComiendo y lo que es», así nos presenta Periko el trabajo en cual lleva haciendo pruebas toda la semana en el restaurante y «es la leche, un menú súper redondo». Habrá que esperar al día 28 para probarlo.

Periko Ortega, en su restaurante ReComiendo. – Dobuss

Para hacer frente a la ‘era pos-Covid en ReComiendo, «lo primero que vamos a hacer es tratar de que nuestros clientes se sientan lo mas cómodos y seguros posible». Para ello, en el power han creado un protocolo «muy potente» en cuanto a medidas higiénico sanitarias, como el recibir a los clientes con gel hidrológico, una mayor separación (algo que llevaban tiempo llevando a cabo tras reducir su aforo) o no coger reservas de mesas de más de 4 comensales, «solo si son familia», algo que comprobarán. Del mismo modo se dispondrá en cada mesa un dispensador de gel, y entre servicio y servicio se hará un trabajo de desinfección de todas las mesas y sillas, así como lavar su mantelería de lino a 75 grados. «Tenemos máquina de ozono para la desinfección del local. Además hay un protocolo de actuación de todos los cocineros, por el que se van a desinfectar completamente sus superficies de trabajo y manos cada hora, a través de una señal acústica horaria de aviso de cuándo será. También dispondremos de mascarillas con un diseño muy nosotros para todos los trabajadores y los camareros procederán a realizar otro protocolo de desinfección de sus manos gracias a una señal acústica implantada en nuestro hilo musical, que podrán ver todos los clientes para mayor tranquilidad».

En cuanto al uso del aseo, solo podrá entrar de uno en uno y se procederá a su limpieza y desinfección en torno a 7 veces diaria. «En ReComiendo creo que estamos implantando incluso más medidas de seguridad de las exigidas, pero queremos ir por delante».

El sistema de reservas seguirá siendo a través de la web, con una novedad: se podrá reservar para los domingos al mediodía. El chef nos cuenta que ha tomado esta decisión, gracias al esfuerzo de todo el equipo de ReComiendo, para poder ofertar más tiempo en el que ir a todas aquellas personas que solo pueden acudir los fines de semana y que se podrían ver más perjudicadas por la reducción del aforo. Pero, también «porque hay que poner todos de nuestra parte para paliar los efectos que ha tenido esta crisis en la hostelería y en nuestro local».

¿Y el nuevo menú? Periko no suelta prensa, aunque adelanta que seguirán jugando con los recuerdos, con los de la infancia, de sabores y de aromas y «muchas cosas muy chulas». Solo conseguimos que se le escapara un detalle, un nombre de una nueva Perikada: «Sombra aquí, sombra allá, maquíllate». ¿Queréis más? Continuará…

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.