Desinfección del interior de la Mezquita.- Cabildo Catedral de Córdoba

Javier Collado

Bebrand

La Mezquita-Catedral ha permanecido abierta al culto durante el periodo de confinamiento y cierre de la visita turística, «así como lo ha venido haciendo durante casi ocho siglos, concretamente desde el 29 de junio de 1236, y de forma ininterrumpida, hasta nuestros días con la celebración de la Santa Misa», abriendo de nuevo sus puertas a las visitas el próximo lunes 25 de mayo, según ha apuntado el Cabildo en un comunicado.

La institución eclesiástica, «en previsión de la entrada de Córdoba en la segunda fase de desescalada», ha adoptado una serie de medidas para la apertura turística de la Mezquita-
Catedral el próximo lunes. Entre ellas se encuentra la realización de la misa capitular a su horario habitual de 9.30 horas, de lunes a sábado, siendo los domingos a las 12 horas. El acceso a estas se realizará por la puerta de las Palmas, según indica la institución.

Por otro lado, apuntan que desde el 25 de mayo y hasta el inicio de la tercera fase de desconfinamiento, el edificio estará abierto «exclusivamente en horario diurno para todo aquel que lo desee visitar». Para ello, todos los visitantes deberán adquirir la entrada «para garantizar que no se supere el aforo que nos permita realizar la visita con seguridad y mejores condiciones sanitarias». Del mismo modo, la compra de entradas se hará tanto online como en taquilla pero el pago deberá ser mediante tarjeta o dispositivo móvil.

Operario desinfectando los arcos del interior del monumento.- Cabildo

Además, el Cabildo ha anunciado que durante este periodo se modificará el horario de visita, pasando a ser de lunes a sábado de 10 a 14 horas y de 18 a 21 horas y los domingos y días de precepto de 16 a 21 horas. Las puertas de acceso al monumento serán: Deanes, Perdón y Santa Catalina, quedando habilitadas la puerta de Palmas como único acceso al interior y Santa Catalina para la salida. En cuanto al aforo para la visita durante la fase 2, se fija el máximo en 3.500 personas diarias (un 30% del habitual), realizándose un control de acceso en las puertas. Queda suspendida la visita a la torre-campanario, la visita nocturna “El Alma de Córdoba” y la ruta de las iglesias fernandinas, además, los guías turísticos atenderán no solo a la normativa que establece el Cabildo Catedral, sino también, a las directrices y recomendaciones establecidas por el Gobierno.

En cuanto a las medidas higiénicas, el uso de mascarilla será obligatorio durante todo el transcurso de la visita turística del monumento al tratarse de un espacio cerrado. Además, el Cabildo anuncia que se efectuará un control de temperatura con dispositivos de lectura por infrarrojos y se dispondrá de gel hidroalcohólico en distintas dependencias, procediéndose a la desinfección del edificio dos veces al día.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.